Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ESTRENO | 'Señora Beba'

'Señora Beba' narra el declive del poder

La película del director argentino Jorge Gaggero está protagonizada por Norma Aleandro

La primera película del cineasta argentino Jorge Gaggero, Señora Beba (Cama adentro, en Argentina), narra la relación de poder entre dos clases sociales, a través de una realidad cotidiana de la sociedad burguesa argentina: el servicio doméstico. El largometraje, que se estrena hoy en España, ha obtenido el Premio Especial del Jurado en el Festival de Sundance 2005, Premio Fipresci Mejor Ópera Prima del Festival de Toulouse, Premio Mejor Actriz (Norma Aleandro) del Festival Internacional de Bruselas y Premio Mejor Actriz (Norma Argentina) de la Mostra de Cine Latinoamericano de Lleida, entre otros.

En la cinta, Norma Aleandro encarna a una señora de clase burguesa en decandencia que no se resigna a perder a su asistenta del hogar (Norma Argentina) ni sus pendientes de oro, símbolos ambos de su clase social. Una trama sobre soledades particulares, que se desarrolla bajo el telón de fondo de la crisis económica argentina. "Al volver en el 2001, después de cursar un master en Los Ángeles, me plantee hacer una película sencilla, de personajes, que reflexionara sobre lo que estaba pasando en mi país", comenta el director, quien describió Señora Beba como una "película de imágenes", donde las miradas y los silencios juegan un papel de primer plano en el desarrollo narrativo.

MÁS INFORMACIÓN

"Se trata de una película de contraste, un juego de espejos de realidades que se mimetizan en algún momento", añadió el también guionista del filme. Y es que entre Beba y Dora, esta última decide renunciar después de 30 años de servicio, se establece una extraña relación de cariño y maracada por el juego de poder entre empleado y patrón, donde la trabajadora del hogar termina dando cobijo a su arruinada jefa. Gaggero confesó, durante la presentación de la película en Madrid, junto a Norma Argentina, que escribió el guión pensando en Norma Aleandro, quien se unió al proyecto "nada más leer el texto", según el director. Lo díficil para el cineasta argentino fue encontrar a la persona que interpretara a la asistenta. "Necesitaba encontrar la actriz en la empleada doméstica, no la empleada en la actriz", subrayó.

A pesar de ser su primera actuación, Norma Argentina logró representar el papel de Dora no sólo con ayuda del director sino desde su propia experiencia. Después de Señora Beba, Norma Argentina, que trabajaba como asistenta, ha participado en otros cinco proyectos de cine.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de julio de 2005