El PSPV avisa de "puntos oscuros" en la nueva gestión sanitaria

La responsable de Sanidad del grupo socialista en las Cortes, Encarna Llinares, pidió ayer garantías al Consell de que no se va a generalizar la cesión a empresas privadas de más parcelas sanitarias y criticó los "puntos oscuros" del nuevo modelo de financiación capitativa puesto en marcha por la Consejería de Sanidad. Llinares advirtió del peligro que puede suponer centrarse en exceso en la contención del gasto "a costa de reducir la calidad de los servicios". Precisamente, este riesgo es uno de los que figuraban en un documento elaborado por la propia consejería que evaluaba las posibles consecuencias de la puesta en marcha de este modelo y que ayer publicó este diario.

La responsable socialista señaló que las conclusiones de este estudio, en las que también se fijaba un gasto capitativo por área de salud, "son irreales" porque "están elaborados con presupuestos del año 2003" ya que "la realidad demuestra que se gasta mucho más de lo que figura en los presupuestos". Llinares recordó que el consejero de Sanidad, Vicente Rambla, presentó los acuerdos de gestión con los hospitales relativos al pago capitativo en marzo y que desde entonces, pese a que el grupo socialista ha pedido su comparecencia en las Cortes para que los explique, "aún estamos esperando a que se presente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de junio de 2005.

Lo más visto en...

Top 50