Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ex alto cargo del Consell pagó con una 'visa' oficial gastos lujosos

Uncio cargó 36.000 euros por regalos de boda y compras en joyerías

El ex director del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) José Manuel Uncio pagó en el año 2003 con la tarjeta Visa que tenía asignada diversas compras realizadas en joyerías y tiendas de lujo, además de regalos de listas de boda. Así lo corroboró ayer la portavoz de Economía del Grupo Socialista de las Cortes Valencianas, Cristina Moreno, quien acudió a la sede del IVF para revisar la cuestión, censurada por el Síndic de Comptes en su último informe. Moreno calificó los hechos de "auténtico escándalo" y avanzó que habrá que emprender "alguna acción judicial".

Es uno de los muchos casos de "confusión entre lo público y lo privado", dice Moreno

Cristina Moreno acudió ayer por la mañana a las oficinas del IVF, en Valencia, para interesarse por la documentación que solicitó a raíz del informe del Síndic de Comptes correspondiente al ejercicio de 2003. El órgano fiscalizador de la Generalitat detectó incumplimientos relevantes de la normativa aplicable a la gestión de los fondos públicos, entre ellos los gastos por atenciones sociales o de representación de un alto cargo del IVF. El instituto contabilizó en 2003 un total de 39.000 euros como gastos de representación y de atención social. La mayor parte de esa cantidad, 36.000 euros, correspondía a la tarjeta de crédito del director, entonces José Manuel Uncio, quien dejó el puesto el pasado año después de ocho años al frente del banco público de la Generalitat.

"De la descripción del concepto de gasto que aparece en la contabilidad del instituto cabe inferir que determinados gastos satisfechos con tarjeta de crédito, concretamente 6.794 euros, difícilmente pueden ser imputables a la actividad propia del instituto financiero", señalaba el informe, que no especificaba el titular de la Visa. La Sindicatura indicaba que esas partidas debían de "regularizarse", es decir reintegrarse o justificarse documentalmente.

En sus alegaciones a las conclusiones provisionales del documento de la Sindicatura, el IVF mostraba su desacuerdo con el borrador del informe de fiscalización "por su valoración subjetiva" y aludir a una situación "que no es del todo cierta".

Ayer la diputada socialista revisó la documentación que acredita el gasto de la tarjeta de crédito del anterior director general del IVF durante el año 2003, que sumaba unos 36.000 euros, y se encontró con que entre los pagos efectuados ese año por Uncio con cargo a la Visa del instituto figuran compras en joyerías, tiendas de lujo, listas de boda e incluso gastos de farmacia y discos en El Corte Inglés. Eso sí, según Cristina Moreno, Uncio "no pensaba que fuera necesario justificar ninguno de sus gastos", ya que, según afirmó, la única documentación que ayer encontró era en la mayor parte de los casos -"por no decir en todos"- sólo el recibo bancario de la tarjeta Visa, sin factura del establecimiento en el que se efectuó el pago, de manera que "se desconocen los motivos" de los cargos. Moreno comprobó la existencia de cargos por compras en joyerías por importe de 800 o 900 euros y regalos de boda por valores de 300 y 600 euros. También encontró ingresos en metálico como regalos en listas de boda.

Moreno calificó estos gastos de "auténtico escándalo" y anunció que actuará "en consecuencia", aunque avanzó que habrá que emprender "alguna actuación judicial" contra el ex responsable del IVF. "No es normal que los gastos de las bodas a las que asistían Uncio y su señora los paguemos todos los valencianos", dijo Moreno, quien añadió que "de esos hay varios casos", casos de lo que calificó como una "confusión entre lo público y lo privado". La diputada dijo que tras revisar la documentación piensa que Uncio debería devolver "muchos más" de los 6.000 euros que indicaba el informe del Síndic. Moreno consideró que no es "casualidad" que cargos públicos que realizan "dispendios" de esas características sean contratados por empresas privadas cuando abandonan la Administración autonómica.

Este periódico se puso en contacto ayer con José Manuel Uncio, que no quiso hacer declaraciones y se limitó a decir, en referencia a la diputada Cristina Moreno: "Que diga lo que quiera". Preguntado por la naturaleza de los regalos pagados con su Visa, Uncio afirmó que no eran "de carácter particular".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de junio de 2005