Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CRÍTICAS

Entre hombres solos

Historia que nació de la propia extrañeza de su director, Jordan Roberts, hacia su propio padre, con quien mantuvo siempre una relación distante, Around the bend (A la vuelta de la esquina) es un sólido drama en el que se entrecruzan las vidas de hasta cuatro generaciones de hombres, que comprenden a un viejo arqueólogo a punto de morir (Michael Caine); su hijo, desaparecido desde hace años (Christopher Walken); su nieto, un empleado de banca a quien su mujer acaba de abandonar (Josh Lucas), y el hijo de éste (Jonah Bobo).

El desencadenante de todo lo que en el filme ocurre, en gran parte motivado por un pasado del que se nos van dando datos muy a cuentagotas, es precisamente el testamento del arqueólogo, que pretende que con sus cenizas se cumpla un extraño, errático ritual fúnebre con varias escalas: como se comprenderá fácilmente, y a usanza de las grandes epopeyas americanas de siempre, ésta también tiene que ver con un viaje y con directrices que escapan hasta a quienes lo emprenden.

AROUND THE BEND (A LA VUELTA DE LA ESQUINA)

Dirección: Jordan Roberts. Intérpretes: Christopher Walken, Josh Lucas, Michael Caine, Jonah Bobo, Glenne Headley. Género: drama, EE UU, 2004. Duración: 95 minutos.

Narrada con un inusual poso de verdad por un cineasta muy atento no sólo a los actores, sino también a los abruptos escenarios en los que la trama se va desarrollando (íntegramente rodados en Nuevo México), Around the bend (A la vuelta de la esquina) resulta, a la postre, una más que apreciable muestra del universo masculino con sus rituales, sus incomprensiones, sus silencios; también, con la atenazada compostura con que los hombres suelen expresar sus emociones.

Y a la postre, lo que el filme deja es un regusto amargo, ligado sobre todo a algunos misterios que la trama no se atreve, o tal vez no desea, revelar del todo, algo que a algún espectador le puede resultar frustrante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de junio de 2005