Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafael Amargo prepara junto a La Fura dels Baus un espectáculo basado en el 'Quijote'

'DQ... pasajero en tránsito' integra teatro, cine, danza, flamenco y nuevas tecnologías

Teatro, cine, danza y nuevas tecnologías. Pero sobre todo flamenco. Mucho flamenco. Son los ingredientes que componen DQ... pasajero en tránsito, el próximo espectáculo de Rafael Amargo, creador de Enramblao, en colaboración con La Fura dels Baus. El bailador granadino se suma a la celebración del IV Centenario del Quijote con una coreografía sobre el personaje de Cervantes, que estos días graba en la antigua fábrica azucarera de Aranjuez (Madrid). El espectáculo, que ha costado cerca de un millón de euros, recrea escenarios de Madrid, Barcelona y Japón.

MÁS INFORMACIÓN

El bailador granadino se suma a la celebración del IV Centenario del Quijote con una coreografía sobre el universal personaje de Cervantes, que estos días graba en la antigua azucarera de Aranjuez (Madrid). Se trata de un espectáculo vanguardista en que el audiovisual, a cargo de Franc Aleu y Juan Estelrich, es el eje decorativo con proyección de imágenes de estética cercana al videoarte; pero con un baile fundamentalmente flamenco, en el que Amargo integra otros estilos, como la danza contemporánea, el folclor, el breakdance y el teatro aéreo.

"El flamenco puede resultar muy quijotesco porque es muy aventurero, muy extremista, muy pasional. Yo soy un loco romántico como el Quijote, por lo tanto considero que es una coreografía hecha como anillo al dedo", señala el artista que defiende que siempre ha querido llevar al escenario la representación de una obra clásica y muy universal.

Del 'rap' al flamenco

La puesta en escena cuenta con la colaboración de Manuel Segovia, director y coreógrafo de la compañía Ibérica de Danza; Sebastián Pirato, de la compañía argentina De la Guarda y la dirección de Carlos Padrissa -responsable de creaciones como La flauta mágica o La condenación de Fausto-, de la Fura dels Baus. La música está compuesta por José Soto, conocido como Sorderita; y el grupo granadino Lagartija Nick; y cuenta con colaboraciones que van desde producciones de rap, de Frank T y letra de DNOE, el flamenco fusionado de David Moreira o la música clásica de Henry Purcell o Isaac Albéniz.

Con dramaturgia de Juan Estelrich y vestuario de Ivonne Blake, DQ... Pasajero en tránsito no pretender recrear el libro sino hacer una reflexión sobre la figura de Don Quijote de la Mancha: "Nos hemos basado en siete capítulos de la obra de Cervantes, los que creímos más relevantes, porque es imposible abarcarla toda. Hemos trasladado los episodios a casos reales de la actualidad", explica el coreógrafo.

La historia gira en torno a dos chicos japoneses, enganchados a Internet y obsesionados con los videojuegos, que descubren las novelas de caballerías. Se enamoran de la obra del ingenioso hidalgo hasta usurpar la identidad de Alonso Quijano y Sancho Panza. Se establece así un paralelismo entre el texto cervantino y el mundo de los videojuegos, en el que se desarrollan una serie de historias quijotescas. Situaciones que reflejan la realidad de la sociedad actual. Así, vemos a un Quijote ataviado con armaduras y prendas de samurái entrar en Madrid entre dos torres KIO en llamas, o a un ingenioso hidalgo protestando tanto contra el top manta, como contra la Sociedad General de Autores y Editores por "comercializar su alma", representada en un videojuego, en Barcelona. Escenarios todos que tienen una estrecha vinculación con el artista, que vivió en Japón dos años, y estrenó su primera coreografía en Barcelona.

Más que un espectáculo de danza, se trata de un "gran musical coreográfico", que ha contado, según el bailarín, con un presupuesto cercano al millón de euros. Amargo señaló que planea alejarse de la danza con está producción de grandes pretensiones artísticas y escénicas: "Quiero entregarme al cine. Con esta obra cierro un ciclo en mi carrera, pero tendremos Quijote por mucho tiempo".

Amargo participa en el reparto de la próxima película de Vicente Aranda, Tirante el Blanco. Y es el protagonista, junto con María Botto, del documental La leyenda de un crimen, aún sin estrenar, un largometraje que cuenta los sucesos que inspiraron a Federico García Lorca para escribir Bodas de sangre.

DQ... pasajero en tránsito se presentará por primera vez dentro del Festival Clásicos en Alcalá de Henares el 17 y 18 de junio, pero también participará en festivales como el Festival Internacional de Música y Danza de Granada, Festival de Perelada y Quincena Musical de San Sebastián. Madrid tendrá que esperar a septiembre, en el Teatro Gran Vía. Y en febrero de 2006 llegará a Barcelona. El espectáculo permanecerá de gira alrededor de 18 meses y recorrerá España, Europa, América Latina, Estados Unidos, Japón y Australia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de mayo de 2005