Los gays cristianos reivindican su lugar en la Iglesia católica

Varias religiones lamentan la actitud de las confesiones mayoritarias

"Ser homosexual y cristiano no es incompatible; ser cristiano y homófobo sí lo es". Con estas palabras resumió Enric Vilà, de la Associació Cristiana de Lesbianes y Gays de Catalunya, el motivo del séptimo encuentro estatal Cristianos y Homosexualidad, que comenzó ayer en Madrid. "La única incompatibilidad que está en el evangelio es la de Dios y el dinero", añadió el teólogo Juan José Tamayo.

"No es incompatible ser homosexual y cristiano; sí lo es ser cristiano y homófobo"

En el encuentro participan 60 delegados de 16 organizaciones, la mayoría de gays y lesbianas, pero también de cristianos de base (Comunidades Cristianas Populares, Corriente Somos Iglesia y el Movimiento por el Celibato Opcional). Los asistentes destacaron el acercamiento de los grupos cristianos homosexuales con otras comunidades pese a la postura de la jerarquía. "Los 80 obispos y los 130 cardenales no representan a los colectivos de base. El conflicto o la incompatibilidad entre cristianismo y homosexualidad son artificiales y carecen de base tanto en el plano de la antropología como en la fe cristiana", subrayó el secretario general de la Asociación de Teólogos Juan XXIII, Juan José Tamayo. "En la casa de mi padre hay muchas moradas", dijo Jesús cuando le hablaron de discrepancias ya en los primeros tiempos del cristianismo, citó, para ilustrarlo, José Centeno, de Somos Iglesia.

Pero los asistentes, que no ven problema en compaginar su doble condición de miembros de una iglesia y militantes gays, son pesimistas respecto a la jerarquía. "Nos causa una profunda tristeza que cristianos compañeros nuestros se unan para manifestarse en contra de nuestro derecho a amar", dijo el portavoz de las jornadas, Juan José Broch, en relación a la manifestación contra la ley de matrimonio homosexual convocada para el 18 de junio en Madrid. Y "va a haber más represión. Ya veréis cuando se lleven a cabo prácticas religiosas de legitimación de las uniones homosexuales", les advirtió Tamayo.

El pasado jueves, representantes de la Junta Islámica, cuáqueros, pastores protestantes, Iglesia Plural (católica), la Comunidad Judía ATID de Catalunya y la Sociedad Religiosa Unitaria Universalista se manifestaron al margen de todo movimiento eclesiástico contra la ley de matrimonio homosexual y protestaron "por el intento de apropiación que determinadas instituciones religiosas quieren hacer del matrimonio, con la consiguiente confusión entre matrimonio civil y religioso". Respondían así al documento conjunto de dirigentes católicos, protestantes, judíos y de la Iglesia ortodoxa griega en contra de que se llame matrimonio al realizado entre personas del mismo sexo.

El comunicado está firmado por Abdennur Prado (Junta Islámica); Anna Rowe (Sociedad de Amigos Cuáqueros); Carles Capó, pastor protestante; Francesc Bragulat, de Iglesia Plural (católica); Jai Anguita (Comunidad Judía ATID); Jaume de Marcos (Sociedad Religiosa Unitaria Universalista), y Juan Carlos Osuna, de la Associació Cristiana de Gais i Lesbianes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS