Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

A la sombra del constructor europeo

La participación española en EADS permite la instalación de dos fábricas de aviación

La integración de Construcciones Aeronáuticas (CASA) en EADS se produjo en plena reestructuración del sector público español y, a cinco años vista, ha supuesto la participación de la industria española en proyectos de alcance internacional en los que hubiera sido más difícil estar sin formar parte del grupo europeo. A EADS, empresa en la que SEPI participa con un 5,6% pertenecen, además de Airbus, la empresa conjunta MBDA, el fabricante de misiles líder del mercado mundial, y Eurocopter, el mayor fabricante de helicópteros, además de que EADS es el principal socio del consorcio Eurofighter, contratista del lanzador Ariane, el mayor socio industrial del sistema europeo de navegación por satélite Galileo, y la empresa que desarrolla el avión de transporte militar A400M, entre otras actividades.

EADS ha aumentado sus inversiones en España hasta más de 700 millones de euros y ha asegurado casi 7.800 puestos de trabajo

Participar en este último programa y en Eurocopter, además de en Airbus, son los logros más destacados de EADS-CASA, denominación para la empresa en España, ya que en ella se integró la antigua Construcciones Aeronáuticas.

Albacete, protagonista

La última alegría que la empresa europea ha proporcionado a la industria española se ha recibido en Castilla-La Mancha, que albergará la primera fábrica de helicópteros de España, un proyecto que también perseguían Cataluña -comunidad de la que se dice que ejerció una fuerte presión-, Aragón, Galicia o Andalucía. Finalmente, ha sido Albacete la provincia elegida y en donde se espera que la la fábrica sea centro de un futuro polo de desarrollo industrial. La localidad de Getafe, en Madrid, que también optaba al proyecto, se quedará finalmente como centro de pruebas e ingeniería.

La fábrica de Albacete -60 millones de euros de inversión y 450 empleos directos- será la tercera de Eurocopter, tras las de Francia y Alemania, y tiene como cometido primero la fabricación de 24 helicópteros de ataque Tigre para el Ejército de Tierra que supondrán unos ingresos de 1.354 millones de euros. Primero, pero no único, porque dos docenas de helicópteros, que se terminarán de entregar en 2011, no son garantía suficiente de viabilidad de la inversión. La continuidad ha venido dada por la reciente decisión del Gobierno de adquirir 45 aparatos NH-90 en una primera fase, y llegar hasta el centenar en una segunda, que se fabricarían en Albacete. Sólo el primer pedido, ya autorizado por el Consejo de Ministros, supondrá una inversión de 1.300 millones de euros y trabajo para unas 600 personas. Estos helicópteros se entregarían, además, a partir de 2010, poco antes de que terminara el programa de fabricación del Tigre.

La pertenencia a EADS ha posibilitado también la participación española en el programa A400M, valorado en 20.000 millones de euros en los próximos 30 años, y que ha provocado la creación de hasta 10.000 empleos directos e indirectos en España. En este caso es Sevilla la provincia afortunada con la implantación de la línea de montaje final.

Abastecimiento en vuelo

España dirige también la actividad de ventas y marketing del Programa del Futuro Avión de Transporte Estratégico (FSTA) o aviones cisterna y desarrolla una pértiga de abastecimiento en vuelo (Boom) que cumpla los requisitos específicos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos para que EADS, que ha invertido en esa tecnología 80 millones de euros, pueda concursar en ese país.

En definitiva, desde su creación en julio del año 2000, EADS ha aumentado sus inversiones en España hasta más de 700 millones de euros y ha asegurado casi 7.800 puestos de trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de mayo de 2005