Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los obispos piden el fin de las "ofensas y desprecios" al matrimonio

Los obispos españoles pidieron ayer el fin de las "ofensas y desprecios" a la dignidad del matrimonio y de la familia en la misa celebrada con motivo del centenario de la coronación de la Virgen del Pilar. Los obispos se referían así a la futura aprobación, prevista para finales del junio, de la ley que permitirá el matrimonio homosexual y a otros proyectos del Gobierno, como la modificación de los requisitos para divorciarse.

Durante la ceremonia, el nuncio del Vaticano en España, Manuel Monteiro de Castro, leyó un mensaje del papa Benedicto XVI en el que manifestaba su deseo de que se respete "la libertad religiosa y de conciencia de cada persona". Con ello se hacía mención a la propuesta de que jueces o funcionarios puedan no casar a parejas del mismo sexo si hacerlo va contra su fe.

Benedicto XVI espera que la Iglesia en España sea "comprendida y aceptada en su verdadera naturaleza y misión" porque lo que quiere es "promover el bien común". Al final de la liturgia, los obispos pidieron juntos a la Virgen ayuda para superar la violencia y el terrorismo y "todo atentado contra la vida humana, desde el primer instante de su existencia hasta su último aliento natural". También rogaron por el fin de las injusticias de la vida social, la propagación de la mentira y el odio y el extravío de la conciencia del bien y el mal.

Libertad religiosa

El mensaje, aprobado por la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal, pide asimismo protección contra "los ataques a la libertad religiosa y a la libertad de conciencia".

Durante la homilía, el arzobispo emérito de Zaragoza, Elías Yanes, también imploró la protección de la Virgen en este tiempo en el que "muchos cristianos tienen que sufrir persecución o incomprensión y otros muchos se sienten tentados por la seducción de las riquezas, del poder, de los placeres, de los elogios de cierta opinión pública o de falsas promesas de felicidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de mayo de 2005