LA PRECAMPAÑA GALLEGA

El BNG reclama un nuevo Estatuto y que el Estado abone la "deuda histórica"

El Bloque Nacionalista Galego (BNG) reunió ayer en un hotel de Santiago de Compostela a unas 1.500 militantes en su Convención Nacional, el primer acto multitudinario de la precampaña para las elecciones del 19 de junio. El candidato nacionalista a la presidencia de la Xunta de Galicia, Anxo Quintana, situó como objetivos del próximo Gobierno autonómico la reforma del Estatuto y el pago por parte del Estado de la "deuda histórica" que tiene con esa comunidad, algo que según el líder del BNG el presidente José Luis Rodríguez Zapatero hizo "con Andalucía a los tres días de estar en el poder".

Aunque en su intervención se dedicó sobre todo a criticar al Gobierno de Manuel Fraga por su "corrupción", Quintana también advirtió de que "no da lo mismo quién sea presidente de la Xunta, si un socialista o un nacionalista", si el PP pierde la mayoría absoluta, ya que el BNG es "la única garantía de que Galicia exista como nación y quede en el mismo estatus de Euskadi y Cataluña".

Más información
El PP gallego afirma que actuó "con sensibilidad" en la crisis del 'Prestige'

Quintana acusó a Fraga de no estar dispuesto a debatir ni a rendir cuentas de su gestión, entre las que incluyó "el millón y medio de euros" que "regaló" a la empresa Special Events -vinculada a personas del PP- para la promoción de la ternera gallega tras la crisis de las vacas locas.

Ante un auditorio lleno de banderas nacionalistas y carteles alusivos al PP, Quintana ironizó sobre el eslogan de la campaña de los populares ("Máis para Galicia") y sobre las alertas de Fraga de que si gobierna el BNG "España no será España". "Fraga es un exagerado. Yo pienso que si el PP sigue gobernando "Galicia no será Galicia", zanjó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS