Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El artista Cai Guo-Qiang trazará un 'arco iris' en el cielo con pólvora negra

El creador explica en el IVAM la pirotecnia de mañana en homenaje a las víctimas del 11-M

Arco iris negro es el nombre del peculiar proyecto pirotécnico que tendrá lugar mañana en el antiguo cauce del Turia y con el que Cai Guo-Qiang quiere rendir homenaje a las víctimas de los atentados del 11-M. El artista chino pretende trazar un arco iris negro que se dibujará a mediodía en el cielo de Valencia, si el tiempo lo permite. Será una obra muy efímera, no como los dibujos de pólvora y los vídeos de Cai Guo-Qiang que se pueden ver en el IVAM en una exposición.

"Hay un paralelismo entre el espectáculo pirotécnico y hacer el amor. No se puede ensayar antes. Hay que vivir la experiencia en directo", afirmó ayer esbozando media sonrisa el artista chino, que ha participado con sus fuegos artificiales en celebraciones y actos en todo el mundo, como el traslado del MOMA desde Manhattan a Queens, además de otros prestigiosos museos.

Cai Guo-Qiang trazará entre los puentes de la Trinidad y del Real (a las 12.00 horas) "un monumento solemne y temporal de nuestra era en memoria" de las víctimas que han fallecido por explosiones y actos de violencia, y, en concreto, por el 11-M.

Para poder elaborar su fugaz arte de humo negro, el artista ha necesitado la ayuda de la empresa valenciana Pirofantasía, cuyo director Bernardo Sanchiz, destacó la intervención artística como "algo técnicamente muy innovador". El creador, que fue también actor, expresó su satisfacción por trabajar en una tierra con tanta tradición en asuntos de pólvora y fuegos de artificio, una tierra que no le decepcionó cuando la visitó en las fiestas falleras el pasado año.

El espectáculo tendrá tres fases, y su duración estimada es de alrededor de un minuto, en función de las condiciones climáticas. Prevé repetirlo en Edimburgo y Pekín.

En una sala del IVAM se exhibe, además, un dibujo de gran formato dividido en 15 paneles realizado con pólvora negra. También se proyectan los vídeos de trabajos anteriores y del proceso de elaboración del presentado en el IVAM.

Este exposición tiene dos comisarios: David Rodríguez y la propia directora del IVAM, Consuelo Ciscar, que se estrena en estos menesteres. Rodríguez destacó como "claves" para entender la producción de Cai Guo-Qiang su capacidad de "romper los límites convencionales de los museos al convertir las ciudades en espacios expositivos; incorporar los referentes universales de las distintas culturas, como el fuego y el agua, y su capacidad de superar el debate entre Oriente y Occidente para convertirse en un artista global".

Ciscar explicó que conocía el trabajo del artista chino porque expuso un dibujo en la primera Bienal de Valencia y recomendó su trabajo porque hace algo "totalmente distinto", aunque con reminiscencias del castillo piromusical de Peñíscola, por ejemplo. No obstante, especificó que las creaciones de Cai Guo-Qiang son "mucho más conceptualizadas porque en ellas hay una interacción con toda la ciudad". Por ello y por su voluntad de "acercar el IVAM a los ciudadanos de la Comunidad Valenciana y de todo el mundo le pedí a David (Rodríguez) poder participar en el proyecto". En este sentido, explicó que como cuando llegó "el trabajo estaba bastante hecho", David Rodríguez se ha encargado de la "parte más conceptual" mientras que ella se ha centrado en la "participación del público y cómo se iba a interaccionar". Su labor también ha comprendido la "colaboración de empresas pirotécnicas" valencianas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de mayo de 2005