_
_
_
_
NOTICIAS Y RODAJES

Imanol Arias se siente rejuvenecer al rodar un filme del mundo 'tuning'

El actor vuelve al cine con 'La semana que viene ¡sin falta!', de Josetxo Sanmateo

Elisa Silió

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Cuando termine el rodaje del filme La semana que viene ¡sin falta!, Imanol Arias (Riaño, León, 1956), que la protagoniza y produce, va a tunear su coche. Está dispuesto a gastarse unos 30.000 euros en personalizar la tapicería. Y es que interioriza con tal pasión sus papeles en el cine que al final cambian su vida. En la comedia de Josetxo Sanmateo, que rueda estos días en Madrid, encarna a un mecánico de tuning -preparación especial de los accesorios y detalles de un vehículo- que se enfrenta a graves problemas cuando se incendia su taller de reparaciones.

"Vivimos en una sociedad homogénea en la que nadie se atreve a opinar. Sólo lo hacen los que personalizan sus autos, que tienen sus puntos de vista sobre el tuning. Y eso está muy bien. Por eso hacer esta película me rejuvenece", argumenta Arias. "Es gente que paga por mostrar su opinión y que para en fila para que el público toque y entre en su coche. Esto es un regalo", prosigue entusiasmado. "Dicen cosas como 'el Plan Prever es una tragedia que ayuda a llenar el mundo de chatarra". Entre risas, Sanmateo, director de Diario de una becaria y Báilame el agua, cuenta que han rodado escenas en concentraciones de tuning "e Imanol ha enloquecido tanto que se va a otra a Barcelona. Se ha tuneao".

La semana que viene ¡sin falta!, que se quiere estrenar a principios de 2006, es un remake de la francesa Mi pequeño negocio, dirigida por Pierre Jolivet y producida por Bertrand Tavernier, que congregó en las salas galas a millón y medio de personas y que pasó fugazmente por la cartelera española. "La francesa -ambientada en una ebanistería- es un coche pasado de moda al que nosotros hemos puesto alerones y llantas nuevas", explica Sanmateo. "Pensamos que un taller estaba bien porque tocamos el tema de la especulación inmobiliaria en un barrio pegado a la milla de oro". Arias también compara las dos producciones: "Mi pequeño negocio planeaba reivindicaciones de las pequeñas empresas en Francia, pero ésta no. Aquí, en España, la gente no reconoce que el euro les ha jodido la vida y sobrevive de otra manera".

Tras la catástrofe, Teo (Arias) pone el caso en manos de su agente de seguros que le da largas porque, pese a pagar mensualmente, su negocio no estaba asegurado. Son muchos los que se solidarizan con él: sus empleados, el actual novio de su ex mujer o la secretaria del agente. A estos personajes dan vida el cubano Roberto San Martín (Habana blues), Rosario Pardo (Cosas que hacen que la vida valga la pena y Tapas), Bárbara de Lema (Esta noche no) y el argentino Charlie Levy.

Desde que se enroló en la serie Cuéntame cómo pasó, en 2001, Arias sólo ha protagonizado Salvajes, la ópera prima de Carlos Molinero que también produjo. En dos temporadas pretenden dar fin a este producto televisivo. "Cada vez rodamos menos capítulos cada año y eso me permite meterme en otros proyectos con ilusión".

Arias, que acaba de convertirse en bodeguero, habla claro: "No puedo pensar en mi edad o mi estatus. La industria no está para eso. Por eso soy productor de las películas que no me pueden pagar y que quiero hacer. Porque son las películas las que te eligen a ti, no tú a ellas".

Imanol Arias, en el rodaje de <i>La semana que viene ¡sin falta!,</i> de Josetxo Sanmateo.
Imanol Arias, en el rodaje de La semana que viene ¡sin falta!, de Josetxo Sanmateo.
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

Elisa Silió
Es redactora especializada en educación desde 2013, y en los últimos tiempos se ha centrado en temas universitarios. Antes dedicó su tiempo a la información cultural en Babelia, con foco especial en la literatura infantil.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_