Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JOSÉ GABALDÓN | Presidente del Foro Español de la Familia

"El matrimonio asegura el mantenimiento de la especie"

Actividad no le falta. A los 83 años, José Gabaldón (El Ballestero, Albacete), ex vicepresidente del Tribunal Constitucional, trabaja como abogado y preside el Foro Español de la Familia. Esta confederación pretende "llenar Madrid" el próximo 18 de junio en protesta por el proyecto del Gobierno de permitir los matrimonios homosexuales.

Pregunta. ¿Qué es el Foro?

Respuesta. El Foro es una asociación de 5.000 asociaciones con cuatro millones de afiliados, todas con la finalidad de defender la familia. Está formada por la Confederación Nacional de Familias Numerosas, la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa) y otras muchas.

P. ¿Está vinculado a algún partido político o iglesia?

"Para mí, modestamente y como hombre de derecho, el matrimonio homosexual es clarísimamente inconstitucional"

"La situación general, que la sociedad ha mantenido durante siglos, es que un hombre y una mujer se unen y pueden generar descendencia"

R. Por definición, el Foro es apolítico y no confesional. Se relaciona con partidos políticos o con la Iglesia para que defiendan la familia institucional, que es la constituida mediante el matrimonio de un hombre y una mujer.

P. ¿Han invitado al PP o a la Iglesia católica, que ya ha dicho que les apoya, a la manifestación?

R. No hemos convocado a ningún partido, aunque qué duda cabe de que esperamos a personas del PP, igual que no descartamos que acudan personas del PSOE que piensan igual. Tampoco esperamos a nadie de la Iglesia católica. Por otro lado, debo decir que también los mahometanos, los judíos, los ortodoxos y una serie de congregaciones protestantes han manifestado su apoyo.

P. ¿Por qué rechazan que los homosexuales se casen?

R. Nosotros no estamos en contra de ningún grupo ni de ningún tipo de persona. Lo que queremos es defender una institución. Y con la ley cambian los requisitos del matrimonio -que sean un hombre y una mujer-, y los efectos. Lo que definía el matrimonio es la posibilidad de tener descendencia.

P. ¿Y los estériles?

R. Las excepciones son las excepciones. La situación general, que la sociedad ha mantenido durante siglos, es que un hombre y una mujer se unen y pueden generar descendencia. ¿Por qué el Derecho tiene en cuenta el matrimonio y la capacidad de generar descendencia? Porque se ha convertido en una institución.

P. ¿El matrimonio gay resulta inconstitucional?

R. Para mí, modestamente, y como hombre de Derecho, es clarísimamente inconstitucional.

P. ¿Qué pierden los heterosexuales si los gays se casan?

R. No se trata de lo que pierden las personas, sino de lo que pierde la institución. Ya no será lo que ha sido a lo largo de siglos. Ante las peticiones de grupos minoritarios, el Estado tiene que proceder con tranquilidad y prudencia, y no darle la vuelta a una institución. Se trata de una modificación general del derecho de familia.

P. El matrimonio ha cambiado antes. ¿Por qué ahora es peor?

R. Toda su evolución, que ha sido muy profunda e importantísima, no ha modificado el significado profundo del matrimonio: ser la institución que asegura el mantenimiento de la especie. Además, muchísimos estudios indican que no está claro que la regulación mejor de estas parejas sea el matrimonio. Por eso insisto en que hay que ver dónde están los auténticos intereses de los homosexuales. Muchas parejas homosexuales nos han dicho que no están de acuerdo con esta regulación.

P. Los colectivos gays dicen que sin matrimonio no hay igualdad.

R. Nadie les está privando de nada. Incluso se está avanzando con las leyes de parejas de hecho -que, por otro lado, tan mal y tan precipitadamente se han hecho.

P. También están en contra la adopción por gays.

R. Clarísimamente en contra. Los estudios que determinan que no hay diferencia en los niños y que la educación puede ser igual que los demás han sido de encargo y realizados sin base científica. Hay estudios que demuestran lo contrario.

P. ¿Cuáles?

R. En este momento no lo sé, pero se los haré llegar. Lo que yo digo es que si legislativamente el sujeto pasivo es el ser más desvalido de la tierra, desde el punto de vista de su desarrollo ulterior no debemos dejar que se hagan experimentos.

P. ¿Es mejor para un niño un orfanato que una pareja gay?

R. En eso no voy a comparar. No voy a entrar en un ejemplo tan abyecto. Como tengo la mala costumbre de hablar de Derecho mi planteamiento es: ¿qué necesita el niño? Que se le dé lo que no tiene. Y lo que no tiene es un padre y una madre. Por eso es mejor esperar para ver qué pasa. Si no, corremos el riesgo de que dentro de 20 años haya muchos niños que nos pasen factura. Hay que tener prudencia cuando se trata del acceso de las personas a un derecho nuevo. Por eso hemos presentado las 500.000 firmas y hemos convocado la manifestación: para poner de relieve que no ha habido un debate social; que se trata de una ley acelerada y que no se nos ha oído.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de mayo de 2005