Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sindicatura advierte graves irregularidades en las cuentas de Parques y Jardines

La Sindicatura de Cuentas ha advertido graves irregularidades en la facturación, las concesiones y las adjudicaciones que el Instituto Municipal de Parques y Jardines de Barcelona realizó entre 1997 y 2001. De acuerdo con el informe remitido por la sindicatura a este instituto del Ayuntamiento de Barcelona, los pagos de algunos servicios externos se realizaron pagando pequeñas cantidades por separado. "Ello podría derivar en un presunto fraccionamiento de los contratos, prohibido por el artículo 69 de la Ley de Contratos de Administraciones Públicas", apunta la sindicatura.

La baja cuantía de estas facturas permitía a los responsables de Parques y Jardines evitar la convocatoria de concursos para adjudicar determinados servicios.

La sindicatura también ha descubierto contrataciones realizadas sin la presencia de todos los miembros de las mesas constituidas para tal efecto y la adjudicación de quioscos de venta de bebidas y helados como si éstos tuvieran la consideración de servicio público cuando "tales actividades no se adecuan al concepto de servicio público".

Otras irregularidades detectadas se centran en los criterios a la hora de convocar concursos. La sindicatura informa: "En una gran parte de los contratos adjudicados por concurso, los criterios de adjudicación no han sido ponderados tal como establece la normativa". En otros contratos se puntuaban criterios que, de hecho, eran condición necesaria para presentarse al concurso. A la sindicatura, además, no le consta la publicación en los correspondientes diarios oficiales de varias de estas adjudicaciones.

200 folios de alegaciones

El Instituto de Parques y Jardines, presidido por la ecosocialista Imma Mayol, ha presentado hasta 200 folios de alegaciones a las observaciones de la sindicatura. Estas alegaciones suponen, pues, las dos terceras partes del informe global hecho público ayer por la Sindicatura de Cuentas.

Tras examinar las alegaciones, el organismo de control de las cuentas públicas de los organismos catalanes ha acabado recomendando al instituto municipal que actúe en hasta 10 ámbitos de su gestión para evitar nuevas irregularidades. Así, recomienda a los gestores de Parques y Jardines que en el futuro eviten emitir diferentes facturas por un mismo concepto. También les sugiere que los quioscos de los parques pasen a adjudicarse mediante contratos administrativos especiales.

Cuando este diario se puso en contacto con los responsables de Parques y Jardines, aquéllos declinaron ayer hacer cualquier comentario sobre el informe de la sindicatura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de mayo de 2005