Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colin Powell cuestiona la elección de Bolton como embajador ante la ONU

De manera discreta pero tremendamente significativa, el ex secretario de Estado de EE UU Colin Powell ha contactado con varios senadores republicanos para expresar sus dudas sobre el candidato del presidente, George Bush, para ser el próximo embajador ante la ONU, el polémico John Bolton. Powell ha descrito a su antiguo colaborador como inteligente pero problemático, no sólo por sus ideas, sino por su temperamento.

Inicialmente, los ocho demócratas del comité de relaciones exteriores que deben confirmar a Bolton (junto a 10 republicanos) lamentaban el perfil poco diplomático del individuo, que había denostado el papel de la ONU. Sin embargo, el proceso de confirmación pasó a centrarse en su carácter. Un antiguo miembro del Departamento de Estado definió a Bolton como un tipo "que besa a los superiores y da patadas a los subordinados". En el comité se escucharon ejemplos de su carácter agresivo (grita y arroja objetos cuando se enfada) y su conflictividad laboral: trató de despedir a dos agentes del servicio de espionaje que no estaban de acuerdo con su valoración de las capacidades armamentísticas de Cuba. Los agentes dicen que Bolton manipulaba la realidad.

Colin Powell, que, según algunos de sus antiguos colaboradores, está molesto con Bush porque nunca le pidió que siguiera como secretario de Estado, no ha querido hablar en público de esta polémica, pero ha mantenido conversaciones telefónicas con los senadores Lincoln Chafee y Chuck Hagel. Otro senador de ese partido, George Voinovich, logró aplazar al mes que viene la votación sobre Bolton al mostrarse "perturbado" por lo que había escuchado sobre él.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de abril de 2005