_
_
_
_
LA REFORMA SOCIAL

La ley permite la adopción conjunta por parejas gays

El Ministerio de Justicia no ha tenido que cambiar ningún artículo del Código Civil para que la ley de matrimonio homosexual incluya la adopción conjunta por las parejas del mismo sexo. Esta posibilidad viene dada por la actual formulación del Código Civil, que permite la adopción a solteros -sean homosexuales o heterosexuales-, matrimonios o parejas de hecho heterosexuales. Se da así la paradoja de que un gay puede adoptar en solitario a un niño, pero dos no lo pueden hacer conjuntamente.

Pero aunque no haya un artículo específico, la intención del Gobierno es clara: "La ley permite que el matrimonio sea celebrado entre personas del mismo o distinto sexo, con plenitud e igualdad de derechos y obligaciones cualquiera que sea su composición. En consecuencia, los efectos del matrimonio [...] serán únicos en todos los ámbitos con independencia del sexo de los contrayentes; entre otros [...] la posibilidad de ser parte de procedimientos de adopción", dice la exposición de motivos de la ley.

Más información
El Congreso da luz verde al matrimonio homosexual
El PP celebra su primera boda homosexual

La adopción conjunta por parte de parejas del mismo sexo es uno de los aspectos que más controversia levanta. En la encuesta del CIS de junio de 2004, por ejemplo, frente a un 66% de encuestados que apoyaban que los gays pudieran casarse, la adopción era apoyada sólo por el 48% (aun así eran más los que estaban a favor que los que se oponían).

80 informes

Precisamente ayer, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays y Transexuales (FELGT) envió a los diputados del PP, quienes más se oponen a que puedan adoptar, un resumen de los más de 80 informes internacionales que avalan la entrega de niños a parejas gays.

Entre ellos está uno encargado por el actual alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón (PP), cuando era presidente de la Comunidad. Su resultado, en línea con los demás, muestra que los niños que son educados en hogares con dos padres o dos madres son igual de felices que sus compañeros, tienen un rendimiento académico similar y están igual de integrados.

Los estudios tampoco han encontrado que haya una mayor proporción de niños y adolescentes gays o lesbianas en las familias homosexuales. La única diferencia encontrada es que los niños criados en casas con dos padres o dos madres son más abiertos y tienen menos asumidos los papeles de género, como que deben ser las mujeres las que cocinen o los hombres los que trabajen fuera de casa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_