Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones en el PaísVasco

Acebes acusa a Zapatero de haber salvado a ETA por permitir que esté representada

El Partido Popular interpretó ayer el descenso de 19 a 15 escaños en el Parlamento vasco con una clave y un culpable. La clave es ETA, que el PP equipara a EHAK (el Partido Comunista de las Tierras Vascas), y el culpable es el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. El secretario general del PP, Ángel Acebes, afirmó que "ETA estaba prácticamente derrotada y desaparecida, pero, al volver al Parlamento, Zapatero la ha salvado". Y añadió: "En estas elecciones ha ganado ETA y han perdido la democracia, la libertad y las víctimas" del terrorismo.

Acebes sostuvo que "Zapatero ha permitido que ETA esté en el Parlamento a cambio de nada. Ha dejado herida, probablemente sin solución, la Ley de Partidos, y gravemente dañado el Pacto Antiterrorista".

Acebes recordó que, cuando el PNV presentó el plan Ibarretxe, el PP pidió al Gobierno que lo recurriera. "Zapatero dijo que no, que él iba a derrotar el plan Ibarretxe en las urnas", siguió Acebes. Y, como el PNV ha vuelto a ganar las elecciones, concluyó, "el derrotado es Zapatero".

Pero lo peor, a su juicio, es que "Zapatero ha renunciado a la derrota incondicional de ETA y, buscando un pacto, ha pagado un precio por adelantado: que se presente a las elecciones". El Gobierno, según él, debía haber instado a la ilegalización "porque había pruebas de sobra".

Acebes hizo una interpretación muy bondadosa del resultado del PP. Recordó que "lo habitual es que el partido que gobierna en España sea la segunda fuerza política y que quien está en la oposición sea la tercera". Rememoró que, hace cuatro años, en circunstancias simétricas, el PSE tuvo 13 escaños y el PP 19. Ahora, los populares han obtenido 15 escaños, y esos dos de diferencia son, según él, el resultado de "la magnífica campaña realizada por María San Gil".

Sin respaldo plebiscitario

Según el PP, "todo el intento del PSOE por captar votos nacionalistas ha fracasado" y lo único que se ha producido es "un trasvase de votos en cada uno de los bloques y, dentro del nacionalista, una deriva hacia los más radicales". El único dato positivo que el PP veía anoche es que Juan José Ibarretxe "no ha recibido el respaldo plebiscitario que pedía para su plan". El problema es que la subida de la nueva marca de Batasuna puede llevar al PNV a "endurecer aún más su discurso rupturista".

La suma del PNV, EHAK y Aralar, además, da una posible mayoría absoluta nacionalista. Según los populares, "la inacción del presidente Zapatero ha cubierto de legitimidad a EHAK, que no es otra cosa que ETA-Batasuna". Y esa legitimidad, añaden, "podría servir para que el PNV buscara gobernar con el apoyo de EHAK si Zapatero pone demasiadas pegas a su proyecto soberanista".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de abril de 2005