Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plan de choque para la industria auxiliar naval fomentará la fusión entre empresas

La Junta prevé ayudas económicas y formación para buscar nuevos mercados

El plan de choque de la industria auxiliar naval de la Bahía de Cádiz, elaborado por la Junta de Andalucía y presentado ayer a sindicatos y empresarios, contempla una veintena de líneas de ayudas económicas y 35 líneas de actuación para mejorar la competitividad del sector, sumido en una profunda crisis por la última reconversión de los astilleros. El Gobierno andaluz apostará por fomentar la fusión entre empresas y atender las necesidades de formación de los trabajadores para que puedan atender otros mercados. Sindicatos y empresarios aplaudieron el proyecto.

La elaboración del plan de choque era la primera misión a la que tenía que enfrentarse la oficina técnica de la industria naval, creada en Cádiz hace tres meses para atender las demandas de las empresas auxiliares que, durante los últimos años, habían dependido casi exclusivamente de las cargas de trabajo de los astilleros de Cádiz, San Fernando y Puerto Real.

La inclusión de estas factorías en Navantia, dedicada a la construcción y transformación militar, incrementó la incertidumbre de estas compañías, la mayoría especializadas sólo en el área civil. Según Junta y patronal, en la actualidad, hay en la bahía un centenar de estas empresas, de las que dependen unos 2.000 trabajadores.

Precisamente, la Junta trata ahora de apoyar a estas compañías para que diversifiquen su actividad más allá de los astilleros. El plan ofrece una veintena de líneas de ayudas. Entre ellas, la puesta en marcha de subvenciones en proyectos de I+D, a fondo perdido o reembolsables hasta el 50% de la inversión planteada, con incentivos de hasta 3.000 euros por la incorporación de nuevas tecnologías.

También habrá ayudas de hasta el 30% en proyectos de ampliación o modernización y subvenciones de hasta el 50%, con un máximo de 30.000 euros para proyectos de diseño industrial. Se ofrecerán hasta 20.000 euros para la creación de páginas web.

El consejero de Empleo, Antonio Fernández, insistió en que la Junta no ha planteado nunca la liquidación de la industria auxiliar, sino el mantenimiento del máximo número de puestos de trabajo. "Es un documento basado en la solvencia, la profundidad y la seriedad, que hemos elaborado en un tiempo récord en un contexto complicado", aseguró.

La aplicación de las medidas tendrá carácter inmediato. Algunas de las medidas podrán empezar a ejecutarse este lunes. Preguntado por la dotación económica para estas ayudas, el consejero explicó que la Junta no ha cerrado una cantidad exacta. "Empleo e Innovación y Ciencia cuentan con fondos suficientes para atender estas necesidades, que serán consideradas una prioridad por ambas consejerías", dijo.

Fernández aclaró que el plan no contempla ni prejubilaciones ni expedientes de regulación de empleo. Reconoció que cada empresa puede tomar alguna de estas medidas. "En todo caso serán suspensiones temporales de contrato, de dos a tres meses". Un período que esos trabajadores en paro podrán utilizar para formarse en "programas de recualificación".

La Junta tratará de conseguir la colaboración del Gobierno central para lograr el aplazamiento de pagos de impuestos y de entidades financieras para facilitar préstamos para hacer frente a compras a proveedores y otros gastos operativos.

Beneplácito

El plan de choque cuenta con el beneplácito de sindicatos y empresarios. El portavoz de la Federación de Empresas del Metal, Manuel Escalón, se felicitó por valoró el compromiso del Gobierno andaluz para agilizar las gestiones administrativas. "Es la primera vez que se aborda el problema de la industria auxiliar tras una reconversión de los astilleros. Nos tenemos que felicitar por ello. Pero ahora necesitamos que todas estas ayudas y facilidades no encuentren trabas".

El secretario provincial de CC OO, Manuel Ruiz, reconoció el esfuerzo por el mantenimiento del sector y del empleo. "Hemos logrado salvar los astilleros y era muy importante conservar a las empresas de la industria auxiliar. Es bueno para toda la economía de la provincia", aseguró.

El representante de UGT, Francisco Caro, felicitó a la Junta de Andalucía. "Es importante decir que en la mesa de negociación nunca se ha hablado de liquidación, sino de medidas de mantenimiento de empleo y rejuvenecimiento de las plantillas", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de abril de 2005