Otros 127 inmigrantes se suman a la huelga de hambre y ocupan un local de L'Hospitalet

Ya son 392 inmigrantes en huelga de hambre indefinida en locales e iglesias de Barcelona, Santa Coloma y, desde ayer, de L'Hospitalet de Llobregat. Un total de 127 inmigrantes se sumaron ayer a la protesta que este colectivo está realizando desde el pasado sábado para pedir mayor flexibilidad en el proceso de regularización abierto por el Gobierno central. Los nuevos participantes en la protesta se encerraron en el edificio ocupado de L'Òpera, en L'Hospitalet.

Además, según Enrique Mosquera, portavoz de la Asamblea por la Regularización Sin Condiciones, "se añadirán más durante los próximos días". Para ello, y dado que los locales que acogen a los inmigrantes están llenos, el colectivo contará con un nuevo local para vehicular su protesta: La Casa de la Solidaritat, en el barrio del Raval, que se sumará a las iglesias de Santa Maria del Pi y de Sant Medir, a los centros Espai Obert y Can Vies -todos ellos en Barcelona- y a la parroquia de Sant Miquel en Santa Coloma de Gramenet.

La Cruz Roja afirmó que seguirá con las labores de atención sanitaria a los encerrados y seguirán ofreciendo agua, zumos y mantas mientras dure la huelga de hambre. También, según Norma Falconi, portavoz de los encerrados en Santa Maria del Pi, "la ayuda de los vecinos está siendo muy importante".

Pese a estas ayudas y según información del 061, que se encarga de los servicios médicos en estos locales, ayer se atendieron a seis inmigrantes que tuvieron desfallecimientos como consecuencia del ayuno. Dos de ellos fueron trasladados al hospital Clínico con pronóstico leve. Falconi afirmó que ninguno de los inmigrantes atendidos tuvo problemas de gravedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 05 de abril de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50