COYUNTURA AGRARIA

La importación de leche francesa reduce los precios en origen La caída alcanza tres céntimos en dos meses

Los precios de la leche en origen han experimentado en los últimos dos meses una reducción media de tres céntimos de euro por kilo, hasta venderse a unos 30 céntimos de euro, según los datos manejados por el sector. Este recorte de los precios se debe en una pequeña parte a una mayor oferta interior por la campaña de primavera. Pero fundamentalmente obedece a la masiva entrada de leche francesa a bajos precios.

La Federación de Productores Lácteos considera que esa rebaja de precios en origen podría haber sido muy superior en este momento si no se hubiera puesto en marcha en los últimos tiempos un plan más riguro para el control de la producción de leche fuera de las cuotas autorizadas por la Unión Europea.

Las cotizaciones de leche en Galicia han pasado en este periodo (los últimos dos meses aproximadamente) de una media de 0,31 euros por kilo a 0,29 euros, mientras en el resto del país la bajada habría sido de 0,33 a 0,30 euros por kilo. La rebaja de los precios la han aplicado la casi totalidad de las empresas. Para el responsable del sector en la Unión de Pequeños Agricultores, Román Santalla, las importaciones de leche más elevadas se están llevando a cabo por parte de empresas con presencia de capital total o parcialmente francés. Así serían los casos de Lauki-Prado,Bongrain, Danone o Senoble. También están en esa situación otras que tienen un peso muy importante en la fabricación de leches con marca blancas o de primer precio, como Lagasa-Celta.

Las mayores entradas de leche se han centrado en las zonas más cercanas con Francia, especialmente en Cataluña y Aragón, y el volumen de compras en el país vecino se sitúa en unas 10.000 toneladas mensuales sólo de leche líquida. Igualmente destaca la compra de leche procedente de Francia por el grupo cooperativo Iparlat en el País Vasco, contra la que se han manifestado las organizaciones ganaderas. La leche francesa ha llegado igualmente a las provincias del centro.

Problemas para competir

Frente a los precios en origen de 0,33 euros por kilo, la leche francesa ha estado llegando a muelle de fábrica a una media ligeramente por encima de los 0,30 euros cada kilo. Las compras a estos precios suponen igualmente un problema para las empresas que operen con unas cotizaciones más elevadas, en cuanto ello merma sus posibilidades para competir en el mismo mercado al consumo.

España, con una cuota de 6,1 millones de toneladas tiene una demanda de unos 7,5 millones de toneladas, lo que hace necesarias cada vez más mayores importaciones a medida que se ha ido eliminando la leche negra o fuera de cuota. Por el contrario, Francia tiene una cuota de casi 24 millones de toneladas, cifra muy por encima de su demanda.

En el pasado, parte muy importante de la leche excedentaria se destinaba a su transformación para la obtención de diferentes derivados como leche en polvo o mantequilla. En este momento, la nueva reforma que se ha puesto en marcha ha supuesto un recorte de precios y de posibilidades para enviar leche a esos destinos. En consecuencia, los excedentes de leche en el mercado francés se han traducido en rebaja de precios y la posibilidad de exportar a países deficitarios como España.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS