Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero recibe por sorpresa durante dos horas al 'número dos' de Condoleezza Rice

Zoellick confirma a Moratinos su cita con la secretaria de Estado el 15 de abril en Washington

El secretario de Estado adjunto de Estados Unidos, Robert Zoellick, confirmó ayer la cita para el próximo día 15 del ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, con la jefa de la diplomacia estadounidense, Condoleezza Rice. Zoellick hizo este anuncio al término de una entrevista con Moratinos, en el palacio de Santa Cruz, en la que se pasó revista a todos los temas de interés común, incluida la preocupación de la Administración de George W. Bush por las ventas de armas españolas al régimen venezolano de Hugo Chávez. Zoellick fue recibido luego, por sorpresa, durante casi dos horas, por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Fuentes gubernamentales negaron hasta el mediodía de ayer a este diario una posible entrevista entre el presidente Zapatero y el número dos de Rice.

Moratinos valoró su encuentro con Zoellick, que duró algo más de una hora, a partir de las cinco y media de la tarde, como un signo de "normalidad" en las relaciones con EE UU, según fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Las mismas fuentes añaden que el norteamericano vino con el mensaje positivo de que Madrid y Washington deben abrir una nueva etapa en sus relaciones y trabajar juntos. Así se afirma en el comunicado emitido al final del encuentro.

Prueba de que la entrevista fue positiva es la posterior recepción de Zoellick en La Moncloa, cita que durante toda la mañana había sido descartada a este diario por portavoces autorizados del Gobierno. Fuentes de la Embajada de Estados Unidos en Madrid aseguran que la reunión con Zapatero duró casi dos horas y sirvió para hacer un intensivo intercambio de puntos de vista.

La visita de Robert Zoellick a Madrid forma parte de la gira por 14 capitales europeas que el subsecretario de Estado inició hace una semana. El enviado cubre con este viaje muchos de los contactos que Rice no ha realizado personalmente.

Moratinos, que en abril de 2004, 48 horas después de que España anunciara la retirada de las tropas de Irak, tuvo una dura entrevista con la secretaria de Estado, pudo saludar a Rice en Bruselas el pasado mes de febrero, con ocasión de la primera visita a la capital europea de la nueva secretaria de Estado norteamericana. Allí se habló de la primavera para un encuentro más serio. Volvió a encontrarla en Londres el 1 de marzo, durante la cumbre de ayuda al pueblo palestino, y entonces se fijó la cita del 15 de abril en Washington.

Esta agenda quedó definitivamente confirmada en la entrevista de ayer, así como el resto de un calendario ya nutrido de contactos bilaterales, que incluye a los ministros de Defensa, José Bono, invitado por su colega, Donald Rumsfel; de Interior, José Antonio Alonso, y de Justicia, Juan Fernando López Aguilar -que fueron invitados por el secretario de Justicia, Alberto Gonzales, durante su reciente visita a Madrid-, y a la ministra de Educación, María Jesús San Segundo.

La entrevista de Moratinos con Rice será la que abra la tanda, y, por tanto, la que marque la vuelta a la normalidad que desea el Gobierno español, tras un año de tensiones. Las conversaciones de ayer en Exteriores y La Moncloa tuvieron, por ello, un carácter preparatorio de la agenda y actitudes a desarrollar en esa cita del 15 de abril.

La lucha contra el terrorismo, Afganistán, el Magreb y Oriente Próximo son los temas en que las dos partes encuentran una mayor convergencia. La política de España en América Latina e Irak destacan, en cambio, como posibles fuentes de divergencia.

El comunicado subraya que la cooperación entre España y EE UU en materia antiterrorista es "satisfactoria" y recoge que Zoellick "agradeció" la decisión española de asumir la responsabilidad de la reconstrucción de una zona del centro de Afganistán, manteniendo el despliegue de unos 500 efectivos.

También da cuenta de la similitud de enfoques sobre el Magreb, región en la que Moratinos se detuvo para explicar con detalle lo que el Gobierno está haciendo para facilitar un arreglo sobre el Sáhara basado en el acuerdo de las partes en conflicto.

Por lo que se refiere a Oriente Próximo, el comunicado recoge expresamente el interés de Estados Unidos por "aprovechar la experiencia" de Moratinos en la región, así como la convicción común de que se ha abierto una nueva oportunidad para la paz. La parte española entiende, por tanto, que está avanzando su estrategia de ofrecer capacidades diplomáticas concretas que inciten el interés de Washington por estas relaciones bilaterales.

Los escollos de América Latina

América Latina, campo predilecto de la diplomacia española, presenta algunos escollos en las relaciones entre EE UU y España derivados de la política de Zapatero hacia Cuba y Venezuela. El asunto fue abordado ayer tanto por Moratinos como durante la entrevista "amplia y franca", según fuentes españolas, que Zoellick tuvo después con Zapatero.

Fuentes presentes en ambos encuentros informan de que el subsecretario estadounidense escuchó, sobre todo, los argumentos de sus anfitriones y marcó, posteriormente, un compás de espera hasta valorar los resultados que esta política pueda tener a medio plazo sobre la evolución de los regímenes de Hugo Chávez y Fidel Castro.

En el caso de Irak, motivo de todas las fricciones, España reiteró su voluntad de cooperar en la reconstrucción del país, aprovechando el impulso político de las elecciones.

Zoellick, un moderado y pragmático en la actual Administración de Bush, escuchó, además, ofertas de cooperación para el fortalecimiento de la relación transatlántica, aprovechando el 10º aniversario de la declaración que la UE formuló sobre el tema, bajo presidencia española, en 1995, y, como antiguo responsable del comercio exterior estadounidense, destacó que el tráfico entre los dos países está mejorando, tras la crisis de 2003 y 2004.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de abril de 2005

Más información