Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los médicos califican de "muy precario" el estado de Raniero

El estado de salud del príncipe Raniero de Mónaco era ayer tan "precario" que sus médicos calificaron de "extremadamente débiles" las esperanzas de recuperación. No obstante, el equipo médico, de acuerdo con los hijos de Raniero, "ha encontrado justificado continuar, por el momento, con la terapia activa", según el parte médico.

La salud del monarca sufrió un declive inexorable a raíz de la complicación de una infección broncopulmonar, por la que fue hospitalizado el pasado 7 de marzo. No obstante, su estado se ha estabilizado gracias a la asistencia respiratoria y a una serie de diálisis, que le mantienen las constantes vitales.

Mientras tanto, el pequeño principado estrena una fase de regencia a manos del príncipe heredero, Alberto, de 47 años, lo que se interpreta como un punto de inflexión en la historia del país. Con más de medio siglo ininterrumpido al frente de Mónaco, el segundo Estado más pequeño del mundo tras el Vaticano, Raniero modificó la Constitución en 2002 para garantizar la continuidad de los Grimaldi en el trono, aun cuando Alberto, que permanece soltero y sin hijos, no llegara a tener descendencia. A partir de ese año, el monarca sufrió una serie de hospitalizaciones por una infección broncopulmonar, un síndrome coronario agudo y un estado de fatiga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de abril de 2005