Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buteflika y Mohamed VI anuncian el 'deshielo' entre Marruecos y Argelia

El presidente de Argelia, Abdelaziz Buteflika, y el rey de Marruecos, Mohamed VI, mantuvieron el martes por la noche una entrevista que, aunque breve, fue destacada como importante y satisfactoria por ambas partes. El ministro argelino de Exteriores, Abdelaziz Beljadem, aseguró que el encuentro marca "un deshielo" en las relaciones de dos países enfrentados desde 1975 por el contencioso del Sáhara.

No es fácil valorar el alcance de este nuevo clima, dada la magnitud de las diferencias y el hecho de que las fronteras entre Argelia y Marruecos permanecen cerradas desde 1994. Sí está el dato de que habrá más encuentros entre los dos líderes, según confirmaron ayer fuentes gubernamentales en Argel y Rabat.

Por lo que se refiere al problema de fondo, no hay muestras claras de mejoría. Prueba de ello es que, como ha hecho con los temas más engorrosos o más polémicos para los participantes, la cumbre de la Liga Árabe ha pasado por alto la situación en el Sáhara Occidental. Algún diario argelino se ha mostrado incluso sorprendido de que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero se atreviera a evocarla, para reiterar los términos de una oferta de mediación que cada parte tiende a arrimar a su sardina.

Apunta en el mismo sentido el fracaso del intento de ampliar la reunión bilateral de Argel a los líderes de Libia, Túnez y Mauritania, hasta completar una cumbre de la Unión del Magreb Árabe (UMA), el organismo de integración regional que apenas logra sobrevivir desde 1995, debido a las tensiones sobre el Sáhara.

Pero la mera estancia de Mohamed VI en Argel puede ser considerada histórica, dado que ningún monarca marroquí visitaba a su vecino desde 1991, cuando Hassan II cruzó la frontera para asistir a una reunión de la UMA. El actual rey de Marruecos había saludado a Buteflika en varias ocasiones, entre otras en 1999, durante los funerales de su padre y predecesor en el trono, y el pasado 11 de marzo en Madrid, cuando los dos líderes coincidieron en el homenaje a las víctimas de los atentados de Atocha.

Mohamed VI, a quien los líderes de la Liga Árabe reciben en pie, celebró el reencuentro del martes con un paseo informal por las calles de Argel, acompañado de un solo coche de escolta, y durante el que se paró a saludar a los ciudadanos, según destacaba ayer la prensa argelina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de marzo de 2005