Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva acusación sobre los pagos irregulares al hijo de Kofi Annan

El pesimismo volvió a adueñarse ayer de Naciones Unidas después de que la prensa británica publicara que Kojo Annan, hijo del secretario general, Kofi Annan, recibió una suma de dinero de Cotecna Inspections mayor de la ya conocida. La compañía suiza, para la que trabajó Kojo, obtuvo un contrato en el marco del programa Petróleo por Alimentos para Irak. Financial Times afirma que el concepto de esos pagos "no estaba claro".

Paul Volcker, ex presidente de la Reserva Federal, tiene previsto presentar el próximo martes su segundo informe sobre los abusos en el programa Petróleo por Alimentos, que estará dedicado exclusivamente a la relación entre Kojo Annan y Cotecna. Volcker quiere determinar hasta qué punto el paso de Kojo por la compañía suiza ayudó a que ésta se hiciera con el contrato de la ONU para Irak, valorado en 60 millones de dólares.

Hasta ahora se sabía que Kojo recibió pagos de Cotecna como consultor. Pero Financial Times aseguraba ayer que la suma, unos 300.000 dólares (230.000 euros), dobla la conocida hasta ahora, lo que dio lugar a una avalancha de especulaciones sobre hasta qué punto las dos partes tenían un acuerdo para que no pudiera identificarse de quién y hacia dónde iba el dinero. Kojo y Cotecna niegan cualquier actuación irregular y aseguran estar cooperando con Volcker para clarificar todas las dudas.

Pero lo que creó mayor confusión fue la parte de la información de Financial Times, elaborada con Il Sole 24 Ore, en la que se asegura que el secretario general de la ONU mantuvo contactos con los ejecutivos de Cotecna antes de que ésta ganara el concurso en el marco del programa Petróleo por Alimentos. El jefe de gabinete de Annan, Mark Malloch-Brown, negó este extremo. "Hubo tres encuentros, pero no tuvieron nada que ver con ese contrato", señaló Malloch-Brown.

"Todo lo aclarará Volcker"

La filtración llega en un mal momento para Kofi Annan, apenas dos días después de que éste presentara su propuesta de reforma de la ONU y mientras regresaba a Nueva York proveniente de Argelia. "Todo lo aclarará Volcker el martes en su informe", reiteró el jefe de gabinete de Annan, mientras evitaba entrar en otros detalles del caso. Desde la ONU se asegura que el secretario general está cooperando plenamente con la investigación, "respondiendo a todas las preguntas que se hacen".

El propio Malloch-Brown reconoció que siente "frustración" cuando ve que los titulares de la prensa vuelven a centrarse en el escándalo. "Va a ser difícil escapar de esto", señaló, aunque asegura que el martes se hará "justicia" en el caso de Kofi Annan.

Pero las escopetas están cargadas y se están lanzando duras críticas contra la ONU por haber cubierto los costes legales del chipriota Benon Sevan, ex director del programa de ayuda, el primer señalado por el escándalo. "Desde febrero están bloqueados los pagos", concluyó Malloch-Brown.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de marzo de 2005