Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud pide tener un representante en el patronato de la Fundación Puigvert

Esperanza Martí dice que no tiene notificación formal de la petición

El Departamento de Salud pidió ayer públicamente tener un representante en el patronato de la Fundación Puigvert para ayudar a la gobernabilidad del hospital y contribuir a garantizar la estabilidad y la calidad asistencial del centro, informó ayer la consejera Marina Geli. Ésta añadió que el hecho de que la fundación sea el servicio de nefrología y urología del Hospital Sant Pau legitima la petición. La Generalitat quiere reconducir el conflicto abierto tras las denuncias de la familia Puigvert contra la directora del centro, Esperanza Martí, quien dijo ayer no tener noticia formal de la petición.

La factura de la sanidad pública representa aproximadamente el 88% de los ingresos de la Fundación Puigvert. Durante 2004, el hospital atendió a 6.000 nuevos pacientes procedentes del sector público, efectuó más de 20.000 primeras visitas y atendió 21.500 urgencias provenientes del sistema público. Estos números legitiman, según Geli, la entrada de un miembro del departamento en el patronato.

En los últimos años ha habido "demasiados cambios de profesionales que han dejado por diferentes motivos la institución", añadió la consejera. "Entendemos que nuestra entrada dará tranquilidad a todas partes", precisó Geli, quien aseguró que el centro vive un "clima laboral enrarecido".

La consejera manifestó así su voluntad de zanjar el enfrentamiento entre parte de la familia del eminente urólogo Antoni Puigvert, fundador de la institución, y la directora y presidenta del patronato, Esperanza Martí. La familia ha presentado denuncias en los departamentos de Salud y Justicia por irregularidades en la gestión, mala praxis y por un cambio en los estatutos de la fundación que consideran fraudulento. De momento, la Generalitat ha iniciado un expediente sancionador por presuntas irregularidades administrativas. La consejera no quiso entrar a comentar la posición de la familia Puigvert y advirtió de que la Fundación "no es Esperanza Martí".

Martí recibió ayer con sopresa la petición del Departamento de Salud, pese a que Geli aseguró que se había comentado la intención de entrar en el patronato. La directora afirmó que la propuesta será estudiada. "Yo tengo un voto como el resto de patrones y estas cuestiones se deciden en la reuniones del patronato", precisó.

El patronato es el consejo de administración de la Fundación Puigvert, se reúne aproximadamente cada dos meses y está formado por personas de prestigio. "Habrá que estudiar esta propuesta, ver qué persona se designa y hasta qué punto es un administrador razonable", afirmó ayer Julio Molinario, vocal del patronato, quien recibió la noticia con sorpresa y perplejidad. Molinario también advirtió de que se deberá estudiar si esta incorporación obliga a modificar los estatutos.

Una plaza vacante

Para incorporar un nuevo miembro al patronato, es necesario que quede una plaza vacante, situación que se da en la actualidad ya que Guillem López Casasnovas podría dejar el patronato por incompatibilidad con su nuevo cargo, consejero del Banco de España, según informó Martí.

La consejera de Salud anunció que seguramente la persona que proponga la Generalitat será alguien cercano a la fundación gestora del hospital Sant Pau. Precisó que espera que la incorporación se realice "lo antes posible". En el caso de recibir una negativa por parte del patronato, Geli dijo que se reserva otros tipos de actuaciones, aunque espera que esto no llegue a ocurrir.

"No contribuiremos a desprestigiar la institución, por respeto al fundador, a los más de 20.000 pacientes del sector público y a sus 700 trabajadores", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de marzo de 2005