Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sirio detenido por su implicación en el 11-M se afilió al PSOE a los dos meses del atentado

El partido expulsó ayer a Mohannad Almallah, acusado de reclutar a radicales

El sirio Mohannad Almallah Dabas, de 40 años, fue detenido ayer por segunda vez por su presunta relación con el 11-M y por reclutar y alojar a radicales islamistas. Almallah era amigo de varios de los supuestos autores materiales de la matanza, especialmente de Serhahe Ben Abdelmajid, El Tunecino. El ahora detenido pidió en mayo el ingreso en el PSOE, que lo afilió en junio en la agrupación de su barrio, San Blas. Ayer fue expulsado del partido.

Mohannad Almallah (Damasco, 25 de febrero de 1964) fue arrestado por la mañana cuando salía de su casa en el número 3 de la calle de los Químicos, en el barrio madrileño de San Blas. La Comisaría General de Información asegura que Mohannad y su hermano Moutaz (ahora en Londres y contra quien el juez Juan del Olmo ha dictado una orden internacional de detención) se dedicaban a "la captación de jóvenes radicales islamistas en España para su posterior envío al extranjero".

Los hermanos supuestamente alojaban a los alistados en un local comercial convertido en vivienda de la calle de la Virgen del Coro, a tiro de piedra de la mezquita central de Madrid. Allí vivía el sirio Basel Ghalyoun, preso por su presunta participación material en el 11-M. La planta baja del local (la de arriba era un dormitorio) albergó reuniones de exaltación de la yihad violenta o guerra santa, según la policía.

Las reuniones eran conducidas por Moutaz Almallah, quien "tenía una posición relevante o de dirección", y a ellas acudían, entre otros, Mustafá el Maymouni (preso en Marruecos por su supuesta implicación en los atentados de Casablanca), el citado Ghalyoun y también Serhane Ben Abdelmajid Fakhet, El Tunecino, uno de los cabecillas del comando del 11-M, muerto en el suicidio de Leganés.

Tras su primera detención, el 24 de marzo, Almallah negó ser un radical islamista, así como cualquier relación con el 11-M. Lo que contó es que desde el verano de 2003, El Tunecino empezó a hablarle "de la posibilidad de robar en bancos y joyerías, e incluso entrar en comisarías para asesinar a algunos de los miembros de las mismas". Los robos eran "para conseguir dinero para sufragar atentados, viajar a Afganistán a hacer la yihad, etcétera".

La policía le enseñó una colección de fotos, en las que identificó a Jamal Zougam (preso), Abu Dahdah (procesado por el 11-S) y a Amer el Azizi (en búsqueda por su supuesto encuadre en la dirección de Al Qaeda para Europa). También estuvo en contacto con Rabei Osman Al Sayed, Mohamed el Egipcio, preso en España tras una entrega temporal de las autoridades italianas.

El PSOE reveló ayer que Mohannad Almallah había solicitado el 12 de mayo su ingreso como militante en la agrupación de San Blas. "Su solicitud fue admitida tras comprobarse que no había ningún impedimento que obstaculizara su militancia", aseguró el PSOE a través de una nota de prensa. Para ser militante de este partido se solicitan tres requisitos: ser mayor de edad, un documento de identidad válido y residencia habitual en España.

El secretario de Organización socialista, José Blanco, ordenó ayer por la tarde "la expulsión inmediata" del partido a la vista "de las graves acusaciones que pesan sobre él". La nota añade que fue un dirigente de San Blas quien advirtió a la Secretaría de Organización de que Mohannad Almallah era "uno de los vecinos que recientemente se había afiliado a su agrupación". Fuentes del partido mostraron su sospecha de que con la afiliación pretendiera buscarse "una coartada".

Mientras, el juez Juan del Olmo y la fiscal Olga Sánchez, que investigan los atentados del 11-M, se desplazaron ayer a Oviedo para realizar varias diligencias secretas, según fuentes de la investigación. Ambos concluyeron su trabajo antes de las once de la noche, pero tienen previsto volver hoy a los juzgados para hacer nuevas comprobaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de marzo de 2005