Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
MORTALIDAD HOSPITALARIA

El consejero: "Ahora no tenemos ningún dato contra el médico"

El consejero de Sanidad de Madrid, Manuel Lamela, admitió ayer: "Ahora mismo no tenemos ningún dato, ningún elemento, que cuestione la honorabilidad o la profesionalidad" del coordinador de urgencias del Severo Ochoa, relevado cautelarmente del cargo el pasado viernes.

Pese a ello, Lamela aseguró haber actuado "correctamente, aunque, por desgracia, no sea agradable y no guste a todos". Añadió que "lo lógico" cuando se actúa en una unidad por una denuncia, es que "el propio responsable de la unidad denunciada e investigada no esté al frente de la misma".

Preguntado sobre por qué Sanidad relevó al coordinador de Urgencias a pesar de que una investigación interna ya había demostrado en 2003 que no había ninguna irregularidad en el servicio, Lamela señaló que en los datos de mortalidad del hospital referentes al año 2004 "habían elementos dudosos que debían ser investigados", aunque no quiso añadir más detalles.

Los datos de mortalidad en el Severo Ochoa ofrecidos por la Consejería de Sanidad, sin embargo, no muestran ninguna diferencia entre la mortalidad registrada en las Urgencias entre 2003 y 2004.

El consejero de Sanidad también declaró que su departamento está investigando quién elaboró la denuncia anónima que ha originado el caso. "Estamos cerca de saber quién ha hecho públicos estos datos confidenciales de pacientes y los tratamientos que recibieron", explicó Lamela.

Un portavoz de Sanidad declaró que sus servicios jurídicos están estudiando el caso y que, si localizan al autor de la denuncia, "serán tomadas todas las medidas legales y judiciales oportunas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de marzo de 2005