Zapatero afirma que el futuro del País Vasco no está "ni en separatistas ni en separadores"

Patxi López defiende que su proyecto es "de diálogo con las personas por encima de los territorios"

"No es más patriota aquel vasco que niega a los demás, sino el que comparte proyecto y valores; el futuro de Euskadi no se construirá con los separatistas ni con los separadores, sino por quien busca el entendimiento, y eso es lo que va a hacer Patxi López". Esta declaración de principios la formuló anoche en Madrid el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, que acompañó al candidato del PSE a lehendakari. López defiende un proyecto con las ventanas del "diálogo abiertas de par en par". Y pidió al resto de los españoles que no renuncien a Euskadi, porque es España.

Más información
Las Juntas Electorales del País Vasco admiten las candidaturas de Aukera Gustiak

El protagonista ayer era Patxi López y por eso el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, asumió el papel de presentador del personaje principal del acto. Zapatero fue el primero en hablar en la sala del Círculo de Bellas Artes de Madrid para desgranar, en un breve discurso, unas cuantas razones por las que, a su juicio, el nacionalismo gobernante tiene que pasar a la oposición y dar paso a Patxi López: porque tiene un proyecto para "unir a todos los vascos, para fortalecer la convivencia y para que nazca el entendimiento". El líder socialista dedicó el grueso de su intervención a criticar al nacionalismo y tan sólo dedicó una referencia implícita al PP: "El futuro para el País Vasco no está en separatistas y separadores; no está en los que para afirmar España niegan a Euskadi o niegan España para afirmar Euskadi, sino está en las manos de los que quieren a Euskadi y a España. Tampoco es más patriota el que niega a los demás, sino el que comparte con sus conciudadanos proyectos y valores".

Entendimiento y diálogo es lo que necesita el País Vasco, reiteró de todas las formas posibles el máximo líder del PSOE en este acto madrileño al que acudieron los ministros Jordi Sevilla, Juan Fernando López Aguilar, José Montilla, Magdalena Álvarez, Cristina Narbona, la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, y el presidente del Senado, Javier Rojo. En primera fila estaba el secretario de Organización, José Blanco; el responsable de política institucional, Alfonso Perales; los diputados vascos Txiki Benegas, Ramón Jáuregui, Arantxa Mendizábal, Elvira Cortajarena y Eduardo Madina entre otros. Patxi López, acompañado por el portavoz parlamentario de los socialistas vascos, Rodolfo Ares, agradeció su presencia a los diputados y senadores socialistas de otras regiones de España así como a otros ciudadanos vascos residentes en Madrid.

La cercanía de todos los socialistas con el PSE será constante durante esta campaña por decisión de Zapatero y de la dirección federal. El PSOE quiere hacer el máximo esfuerzo para que los nacionalistas no revaliden la mayoría. "Los que tanto hablan del conflicto para referirse al País Vasco han mostrado su incapacidad para construir el futuro de todos los vascos después de muchos años de Gobierno. Su plan divide a los vascos, y ya es hora de que termine el tiempo del 51% frente al 49%", dijo Zapatero entre aplausos de los presentes. Y si López consigue hacerse con la mayoría de Gobierno tendrá "el aval político" de su Ejecutivo.

El candidato recogió el guante y aseguró que quiere el concurso del Gobierno de España. Reprochó a Ibarretxe que "pida los votos para presionar a Madrid, cuando la negociación pendiente está en el País Vasco". López piensa abrir "las ventanas del diálogo de par en par". El cambio que propone lo definió así: "Recuperar las señas de identidad de la política vasca; el espíritu de pacto, la voluntad de consenso, la asunción del pluralismo y la diversidad, y el acuerdo entre los demócratas para conseguir la paz". López negó que su proyecto tenga su nombre o el de cualquier otro, porque es "de todos los vascos". El candidato aseguró que no renuncia a ninguna de las señas de identidad que le hacen vasco pero hizo una petición al resto de los españoles: "Les pido que no renuncien a Euskadi, porque es España".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
José Luis Rodríguez Zapatero (izquierda) y Patxi López, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.
José Luis Rodríguez Zapatero (izquierda) y Patxi López, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.MANUEL ESCALERA

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS