Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:OPERACIÓN POLICIAL CONTRA EL CRIMEN ORGANIZADO

Desde Rusia a La Alcaidesa

Cuatro empresas dirigidas por dos acusados invirtieron en una lujosa urbanización de La Línea de la Concepción

El origen de los dudosos fondos destapados por la Operación Ballena Blanca puede estar en Rusia, Holanda o Alemania. Uno de sus destinos en España fue la urbanización La El origen de los dudosos fondos destapados por la Operación Ballena Blanca puede estar en Rusia, Holanda o Alemania. Uno de sus destinos en España fue la urbanización La Alcaidesa, a caballo entre los municipios de San Roque y La Línea de la Concepción, Cádiz. Este tranquilo y silencioso lugar poblado de chalés adosados, pequeños apartamentos, apartoteles, zonas ajardinadas y campo de golf era uno de los principales centros de inversión de las empresas tapadera de los supuestos responsables de la trama de blanqueo de dinero desarticulada.

En este complejo residencial, hermano menor del suntuoso Sotogrande, se encuentra una de las urbanizaciones intervenidas por el juez Miguel Ángel Torres. El conjunto urbanístico Regency (cuya marca española es Regencia Alcaidesa Playa), es un edificio construido en la ladera de una de las colinas que circundan la urbanización. Consta de un centenar de apartamentos y estudios de uno y dos dormitorios con piscina, pista de pádel y jardines en los que todavía trabajan operarios.

Su oferta se dirige singularmente a clientes procedentes del extranjero. Varias inmobiliarias como Inmodev o Intereality la anuncian sólo en inglés en sus páginas web, aunque dos personas atienden también a los interesados en una caseta construida junto a su aparcamiento. Un estudio cuesta 73.000 euros. Un apartamento de dos dormitorios, 203.600 euros.

"Me extraña muchísimo que la hayan intervenido, porque nosotros seguimos trabajando normalmente", dijo ayer una de las empleadas de la pequeña oficina de ventas. "Hemos vendido prácticamente todos los apartamentos y ahora se están entregando a los compradores", añadió. Pero la urbanización tenía el aspecto de estar vacía.

La promotora del residencial Regency es Alleerton Holding, SL, según el registro mercantil, una compañía con sede social en Marbella y oficinas abiertas en La Alcaidesa y Sotogrande, con un capital social de 865.000 euros. Su administrador único es el propio Fernando del Valle. Como antiguo apoderador consta Pierre René Elbaz, un francés de 70 años que también ha ingresado en prisión.

Esa misma pareja, la formada por Del Valle y Elbaz, aparece en la cúspide de otras tres compañías que, como Alleerton, operan en La Alcaidesa y sus cercanías. Se trata de Carmel Capital, SL, Sea Golf Maintenance y Sea Golf Apartments. Estas dos últimas llevan el nombre de otro inmueble de La Alcaidesa, el apartotel Sea Golf, abierto en 2003, y que fue vendido posteriormente a una conocida cadena hotelera. A su inauguración acudió junto a los dos procesados, el alcalde de La Línea, Juan Carlos Juárez (ex GIL y ahora del PP), artífice en gran parte del desarrollo de La Alcaidesa en los últimos años y que, según publicó ayer Europa Sur, apoyó a Elbaz con sus inversiones.

Del Valle actuó como representante de otras promotoras en municipios de la zona en los últimos años. En nombre de Invespania, SA, promovió otra urbanización entre Sotogrande y Manilva, según fuentes del Ayuntamiento de San Roque que aseguran que el contacto con el abogado se interrumpió hace dos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de marzo de 2005