Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Prado consigue permiso para exhibir 'La liebre' hasta finales de mayo

El Museo del Prado obtuvo ayer autorización de las autoridades austriacas para exhibir Liebre (1502), de Alberto Durero, y otras cuatro piezas de la exposición Durero. Obras maestras de la Albertina, "hasta que sea necesario", según aseguró el director de la pinacoteca, Miguel Zugaza. "Hemos encontrado una buena solución", afirmó ayer la ministra austriaca de Cultura, Elisabeth Gehrer, en la inauguración en la Albertina de una exposición sobre Mondrian.

Tras intensas gestiones con la Oficina Federal del Patrimonio Monumental o Comisión de Patrimonio austriaco (BDA) y con los dos museos afectados (Albertina y el Prado), se acordó que las cinco obras podrán mostrarse durante un total de 700 horas a una baja intensidad lumínica, de 25 lux, explicó Gehrer. Según la ministra, este acuerdo garantiza que Liebre, que por primera vez abandona el territorio austriaco desde su adquisición para la colección de la Albertina en 1796, y las otras cuatro piezas, que habían viajado a Madrid sin los permisos administrativos requeridos por la Administración austriaca, podrán permanecer durante todo el periodo planeado de la exposición, que permanecerá abierta en el Museo del Prado hasta el próximo 29 de mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de marzo de 2005