Expediente a dos 'after hours' de L'Hospitalet por superar el aforo permitido

Los locales incumplen el horario y reúnen a 700 jóvenes los fines de semana, según el consistorio

L'Hospitalet de Llobregat - 10 mar 2005 - 23:00 UTC

El Ayuntamiento de L'Hospitalet ha tomado cartas en el asunto de los after hours y ha abierto sendos expedientes a dos de estos locales por incumplir presuntamente los horarios y superar los aforos permitidos. Los locales son Agapito, en el que ya se efectuó una redada el pasado domingo, y Overdrive, también en el barrio Centre, donde se llevó a cabo otra operación similar el 23 de enero. Ambos locales reúnen a cerca de 700 jóvenes los fines de semana.

Uno de los principales cometidos de los Mossos d'Esquadra desde su despliegue, en octubre de 2003, en la segunda ciudad más poblada de Cataluña -260.000 habitantes- ha sido el control de los locales de ocio y su entorno los fines de semana. El pasado domingo los Mossos y la policía local realizaron conjuntamente una redada en Agapito, un bar del barrio Centre que funcionaba como after y que, según las autoridades, incumplía reiteradamente el horario de cierre y sobrepasaba el aforo permitido, y el 23 de enero se hizo lo propio en el local Overdrive.

El Ayuntamiento ha abierto ahora expediente administrativo sancionador a ambos locales, los dos únicos que funcionan como after en la ciudad. Esta medida prevé desde sanciones económicas (el máximo es de 60.000 euros) hasta el cierre del local.

El expediente a ambos locales coincide con el reciente anuncio del concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, Clemente Murillo, de que se reforzará la actuación policial que realizan conjuntamente los viernes y los sábados por la noche patrullas de los Mossos y la Guardia Urbana en el entorno de los locales de ocio de la ciudad. Según Toni Sánchez, responsable de Seguridad Ciudadana de la comisaría de los Mossos de L'Hospitalet, "las patrullas se establecen en las zonas y locales donde previamente se han producido quejas vecinales por peleas, exhibición de armas, tráfico de estupefacientes y ruidos".

El local Agapito, en el número 107 de la carretera del Mig, tiene licencia de actividad como bar taberna, pero en realidad funcionaba como after hours. Mossos y Guardia Urbana organizaron el pasado domingo a primera hora una batida en el interior del local, con el resultado de dos detenidos y el decomiso de diversas sustancias estupefacientes y armas blancas. Los detenidos son un chico sobre el que pesaba una orden de busca y captura, y una chica que agredió a un agente de los Mossos. Ambos se encuentran en libertad. Además la policía comprobó que la capacidad máxima del local, de 256 personas, prácticamente se duplicaba, ya que había 486 en el momento de la redada.

La operación que se llevó a cabo el 23 de enero en Overdrive fue motivada por incumplimiento de horario. El local, situado en la confluencia de la calle de Pau Casals y de la avenida del Carrilet, muy cerca del anterior, también dispone de licencia como bar taberna y funcionaba como after. En la redada fue detenido el portero del local por un presunto delito contra la salud pública y se intervinieron diversas sustancias estupefacientes y armas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de marzo de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50