Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

200 expositores de 14 países participan en la feria de Maastricht

Tres galerías españolas acuden al mercado de arte y antigüedades

La ciudad holandesa de Maastricht acoge desde ayer la Feria Europea de Arte y Antigüedades (TEFAF). Presentada como el mercado más influyente del mundo de su clase, las obras incluidas en esta XVIII edición están valoradas en unos 750 millones de euros. Este año, la feria, que acoge a 200 expositores de 14 países, ha aprovechado las obras de remodelación del Instituto estadounidense de Arte de Detroit para exponer 35 telas de Rubens, Frans Hals, Poussin y Jordaens, junto con esculturas del renacimiento italiano.

La más valiosa de las piezas que acoge la feria, sobre todo para su descubridora, es La Reina del Sur, un diamante de 128 quilates guardado en las vitrinas de la firma Cartier. En 1853, una esclava brasileña compró con él su libertad. El resto son obras no menos sugestivas de artistas flamencos y holandeses; mapas y manuscritos medievales; muebles franceses, ingleses e italianos, así como pintura europea y arte moderno.

Un evento adicional de una cita que reúne a más de 200 expositores de 14 países es un concierto de violín previsto para mañana, en conmemoración del 500º aniversario del nacimiento de Andrea Amati. Del que fuera maestro del legendario fabricante Antonius Stradivarius, serán exhibidos además tres violines, traídos del museo de Cremona, su ciudad natal.

Con la meteorología en contra y una Holanda cubierta por la nieve, a Maastricht acudieron ayer cerca ya de 8.000 personas. Muchos de estos visitantes tempraneros eran directores, conservadores y jefes de adquisiciones de museos internacionales que suelen decidir sobre el terreno si compran una pieza. Entre los galeristas hay tres españoles: Luis Elvira (Oropesa del Mar, Castellón) y Caylus y López de Aragón, de Madrid. En esta ocasión ofrecen, respectivamente, hierro forjado y arte medieval, pintura antigua y arte medieval y renacentista. De López de Aragón destaca un tocador que hace las veces de escritorio, fechado alrededor de 1792. Diseñado por el inglés Thomas Sheraton, su destinataria fue presumiblemente la reina María Luisa de Parma, de España. Un retrato de la misma soberana es mostrado por Caylus.

A pesar de que la feria se ha hecho famosa por sus maestros antiguos, el arte moderno incluye nombres como los británicos Lucian Freud y Francis Bacon, los franceses Seurat y Braque y el estadounidense Andy Warhol. Por tres millones de dólares, la galería Delaive (Amsterdam) brinda un singular retrato de cuerpo entero del boxeador Sugar Ray Robinson, obra de Jean-Michel Basquiat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de marzo de 2005