EE UU libera a 147 cubanos tras más de un año de limbo legal

El Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos ha liberado a 147 cubanos que, a pesar de haber cumplido sus sentencias, estaban detenidos indefinidamente porque Cuba no acepta su deportación. El Tribunal Supremo ordenó el mes pasado su puesta en libertad, junto a la de otros 600 cubanos y 173 extranjeros de otras nacionalidades que se encuentran en una situación similar.

Todos los cubanos habían llegado a las costas de Florida en 1980 a través del puente marítimo del Mariel, una oleada migratoria por la que Fidel Castro permitió la salida de 125.000 cubanos de la isla, entre los que supuestamente había varios miles de delincuentes. Algunos de ellos reincidieron en EE UU mientras estaban en proceso de regulación y perdieron sus derechos como inmigrantes. Al no haber sido legalmente admitidos en Estados Unidos les situó en la categoría de deportables, pero a causa de las tensas relaciones entre los Gobiernos de Washington y La Habana sus causas languidecieron durante años en un limbo legal.

El Departamento de Seguridad Interior no va a ejecutar la orden del Tribunal Supremo de forma generalizada, revisará caso a caso y a los que considere un peligro para la sociedad, entre ellos asesinos y violadores, los mantendrá recluidos hasta que Cuba los acepte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 15 de febrero de 2005.

Lo más visto en...

Top 50