Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Menem vuelve a la política argentina como candidato al Senado

El ex presidente se encuentra procesado y en libertad bajo fianza

El ex presidente argentino Carlos Menem, actualmente procesado y en libertad bajo fianza acusado de corrupción, se presentará a senador por la provincia de La Rioja en los comicios del próximo mes de octubre, según confirmó ayer Eduardo Menem, senador y hermano del ex mandatario. Resta la incógnita sobre si Menem se someterá a las urnas en las filas del Partido Justicialista (PJ), con cuya dirección mantiene profundas diferencias, o volará solo, introduciendo un nuevo partido en el escenario político argentino.

"Esta decisión responde a la existencia de un proyecto nacional", advirtió Eduardo Menem, quien añadió que, dada la experiencia acumulada, su hermano "puede hacer valiosos aportes para la nación". Carlos Menem había asegurado en reiteradas ocasiones que no aceptaría "cargos menores" después de haber ocupado la más alta magistratura del Estado, pero, tras los contactos con otro ex presidente y dirigente del justicialismo en horas bajas, Adolfo Rodríguez Saá, Menem ha optado por presentar su candidatura por la provincia de la que también fue gobernador antes de ocupar la Casa Rosada.

Menem ya ha hecho saber que él mismo confeccionará la lista de las personas que le acompañarán en la candidatura y que éstas no pertenecerán a la línea oficial del justicialismo. En respuesta, el gobernador de La Rioja, Ángel Maza, también del PJ, ha anunciado que no admitirá a partidarios ni familiares de Menem en las candidaturas del Partido Justicialista al Congreso y al Senado. Esto forzaría al ex presidente a poner en marcha su propia formación política.

Maza, un político surgido precisamente de las filas del menemismo, no quiere ahora perder el apoyo del Gobierno Federal, especialmente en lo referente a ayudas económicas y, tras la rebelión encabezada por Menem y Rodríguez Saá, ha mandado señales a Buenos Aires de que no cobijará a los enemigos del presidente Néstor Kirchner. A pesar de esto, los partidarios de Menem aseguran que las listas definitivas serán confeccionadas a partir de unas elecciones internas. En este pulso, Maza no las tiene todas consigo porque el jefe del justicialismo en la provincia que gobierna es, precisamente, Eduardo Menem.

Odiado y amado -en la primera vuelta de las últimas elecciones presidenciales de 2003 fue el candidato más votado, pero tiene al 80% de la opinión pública en contra-, Carlos Menem pudo regresar a Argentina el pasado diciembre, después de nueve meses de permanencia como prófugo en Chile y tras depositar una importante fianza ante la justicia. Diez mil personas acudieron a vitorearle y él anunció su intención de volver para "salvar a la patria". Dos jueces federales le acusan de gestión fraudulenta de fondos públicos y de ocultación maliciosa de capitales en el extranjero.

El sello de su alianza con Rodríguez Saá se produjo el pasado 25 de enero en San Luis, feudo de la familia del segundo. La llegada de Menem al aeropuerto de la localidad estuvo precedida por cargas de policía contra centenares de manifestantes que le tachaban de ladrón. Ambos ex presidentes han exigido que se celebren elecciones internas en el Partido Justicialista, envuelto ahora en la lucha capitalizada por el también ex presidente Eduardo Duhalde y Kirchner.

Desde su regreso, el ex presidente no ha estado cruzado de brazos. La sede del Partido Justicialista de La Rioja se ha convertido en el epicentro del denominado "peronismo popular", contrario a Kirchner y partidario del regreso de Menem a la primera fila de la actividad política. En este sentido se ha convocado una reunión para el próximo 5 de marzo en La Rioja de dirigentes de todo el país, en lo que pretende ser un espaldarazo al ex presidente. A pesar de las graves acusaciones que pesan sobre el ex mandatario, la ley le permite presentarse a un cargo público hasta que no haya sido condenado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de febrero de 2005