Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un tesoro convertido en obstáculo

Padres con hijos superdotados se reúnen en Almería para recibir consejos acerca de cómo tratar a sus hijosUn tesoro convertido en obstáculo

A la madre de Pedro se le entrecorta la voz cuando narra, delante del resto de padres que la escuchan, que a su hijo lo discriminan en el colegio por tener una inteligencia superior al resto de sus compañeros. "Cuando terminan sus tareas individuales y el profesor manda algún trabajo en grupo, mi hijo acude a uno y le dicen sus compañeros 'No Pedro, tú no' y sé que lo está pasando mal y está sufriendo mucho desde que se le detectó el problema", explica la madre.

La psicóloga Marina Páez la interrumpe y la corrige: "A nuestros niños no se les diagnostica un problema, sino un tesoro. El problema es no saber qué hacer con el tesoro. No permitas que nadie relegue a problema o catalogue de problema las habilidades de tu hijo. No lo hagas tú tampoco", le dice la psicóloga. Los padres reunidos en una de las dependencias de la Universidad de Almería se interrumpen para ofrecer sus puntos de vista. "Los responsables en última instancia somos nosotros. Si en el colegio estudian cuatro ríos nosotros debemos darles 10. Me he dado cuenta de que yo tengo que estar con mi hija cuado no me ofrecen nada", apunta otra madre. "El mío tiene 13. Hasta que llegó a la barrera de los 12 podía hacer lo que tú dices. Ahora ya no le puedo seguir obligando a que haga cosas", le replica otra.

Interviene entonces una profesora de un colegio: "Si al niño no se le genera la demanda desde él mismo llegará un momento en que no haya aprendido lo fundamental: hacerse independiente".

Estos testimonios son sólo un extracto del debate celebrado el pasado sábado en la primera sesión de la Escuela de Padres que ha organizado la Asociación de Sobredotados de Almería (Asal). El título del curso, impartido por la psicóloga Páez, era Reconocimiento de las emociones. Sin embargo, con el abrumador desahogo de los padres contando sus inquietudes y experiencias apenas hubo tiempo para abordar contenidos sobre períodos evolutivos del niño o la felicidad como fin último previstos por la psicóloga. "Yo no puedo priorizar mis necesidades sobre las vuestras. Si no, esto no sirve de nada. Vuestra necesidad era la comunicación. Pero tampoco penséis que vamos a resolver en una mañana todos los problemas", indica la especialista.

Creada en 2003, Asal está compuesta por un centenar de padres y madres de niños sobredotados o superdotados que persiguen el apoyo al desarrollo integral y enriquecimiento extracurricular del alumnado con necesidades educativas especiales por su capacidad intelectual.

Sólo en la provincia de Almería hay contabilizados unos 80 alumnos con estas cualidades, aunque los padres sospechan que existen muchos más que se solapan o simplemente no se detectan. El presidente de la asociación, Juan Antonio Sánchez Garrido, resume en tres las peticiones realizadas a la Consejería de Educación: que la campaña de captación sea "continua" para estos niños, que se forme al profesorado y que exista un psicólogo para los superdotados en la provincia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de enero de 2005