Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La asistencia sanitaria a los 'sin papeles' en las islas

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, quiso "desmentir", motu proprio, al término del Consejo de Ministros de ayer, al Ayuntamiento de Valencia, que había hecho público un informe en el que afirmaba que muchos subsaharianos trasladados desde Canarias a la ciudad tenían "enfermedades infecto-contagiosas", como sida y tuberculosis.

"Los inmigrantes que llegan a Canarias son objeto de un seguimiento sanitario permanente", dijo el ministro. "Primero los atiende Cruz Roja. Una vez en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) son sometidos a un reconocimiento médico, y aquellos que lo precisan son trasladados a los hospitales del Servicio Canario de Salud. Los demás tienen asistencia médica diaria. En ningún caso los inmigrantes con enfermedades graves son trasladados a CIES de la Península".

Fuentes hospitalarias de Canarias han relatado a EL PAÍS que el contrato del equipo médico que atendía a los inmigrantes internados en el CIE de Fuerteventura (con capacidad para 1.500 personas) venció el 30 de septiembre pasado, y no ha sido renovado. Desde esa fecha, la atención sanitaria en el centro es prestada por un médico y un enfermero de Cruz Roja. Éstos no realizan análisis a los internos por dos motivos: el lugar carece de la infraestructura necesaria y, en caso de que la hubiera, servirían de poco, ya que los internos son repatriados o trasladados a la Península y puestos en libertad los 40 días que marca la ley.

Fuentes de Cruz Roja han manifestado que los médicos de esta ONG que atienden a los inmigrantes puestos en libertad en la Península han detectado algunos casos de sida. Aun así, creen que alguien está tratando el caso con fines políticos: "¿Acaso no hay españoles con sida bañándose en las piscinas públicas, haciendo deportes de equipo o comiendo en los restaurantes?", se preguntan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de enero de 2005