Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Badalona ensaya una prueba piloto de compostaje doméstico

El Área Metropolitana de Residuos pondrá en marcha programas en nueve ciudades más

Badalona es una de las 10 ciudades elegidas por el Área Metropolitana de Residuos para llevar a cabo una prueba piloto en materia de sostenibilidad y reciclaje. Veinte familias badalonesas forman ya parte de un proyecto de compostaje doméstico que, según lo previsto, durará dos años y permitirá reducir el 40% del peso de los residuos orgánicos. El objetivo de esta experiencia es reducir los costes en el tratamiento de residuos y crear abono de uso particular.

Doce municipios de los 33 que componen el área metropolitana han iniciado este proyecto ecológico con el que se pretende ver si los ciudadanos son capaces de transformar los residuos de materia orgánica en compost para sus jardines particulares. El Área Metropolitana de Residuos quiere educarlos a través de este programa para así, en el futuro, ahorrar en la recogida, el transporte y el tratamiento de las toneladas de residuos orgánicos que se generan anualmente en esta área. Según el jefe de educación ambiental del Área Metropolitana de Residuos, Albert Torres, cada ciudadano genera 400 gramos de residuos orgánicos al día, lo que significa que una familia de cinco miembros llega producir dos kilos diarios de restos. Torres alerta de que con estos sistemas no se eliminarán por completo los residuos creados, aunque es una contribución a la concienciación.

Torres reconoció que la prueba es experimental, aunque duda si esta práctica se llevará a cabo de forma constante durante el período previsto. "Es necesaria la complicidad y la constancia de los ciudadanos", dijo, para así evaluar el ahorro de residuos que se puede lograr con estas prácticas. El proyecto consta de dos fases, la primera de las cuales centrada en el uso de los compostadores ubicados en los jardines particulares. Sus dimensiones son de escasamente un metro de largo por medio de ancho. El compostador cuenta con unos agujeros que facilitan el paso del oxígeno, necesario para el proceso de compostaje. La segunda fase es la que permite tener pequeñas instalaciones ecológicas en las terrazas y balcones mediante la colocación de compostadores de menor tamaño.

Ayer los voluntarios de Badalona asistieron a un taller informativo de dos horas para conocer el funcionamiento del compostador que tendrán en sus jardines durante dos años. Mientras tanto, dispondrán de asesoramiento permanente y de forma semestral recibirán la visita del personal especializado, encargado del control y la calidad del compost resultante. Los asesores calculan que dentro de cuatro o seis meses los participantes en este experimento podrán obtener los primeros abonos.

El proyecto ha contado con una buena acogida, según los coordinadores. En Badalona, aparte de las 20 familias participantes, hay una lista de 76 personas que están a la espera de poder realizar este trabajo ecológico. Castellbisbal, Viladecans, Gavà, Sant Just Desvern, El Papiol y Sant Boi son algunas de las ciudades en las que también se realizará esta prueba piloto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de enero de 2005