Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro trabajadores mueren en accidentes laborales en sólo once días

Un trabajador de una firma de limpieza falleció ayer tras recibir una descarga eléctrica en la empresa Manufacturas Eléctricas, ubicada en la localidad vizcaína de Mungia. Con esta muerte, son ya cuatro las personas que han perdido la vida en accidentes laborales en Euskadi durante los primeros once días del año.

El siniestro se produjo sobre las 11.30. En ese momento, José Luis Blanco Pillado, de 42 años, vecino de Portugalete y empleado de la empresa Asteko S.L., subcontratada por Manufacturas Eléctricas, se encontraba limpiando la cubierta de uralita del tejado de la factoría. Al parecer, al operario se le cayó una escoba y, al ir a recuperarla, se subió a una plataforma y se electrocutó con unos cables de alta tensión. La descarga eléctrica acabó con su vida de manera casi instantánea, según explicaron fuentes sindicales y del Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laboral, Osalan.

Los trabajadores de Manufacturas Eléctricas decidieron en asamblea realizar un paro de protesta de 24 horas, que arrancó ayer a las 14.00. Los sindicatos ELA, LAB, ESK y STEE-EILAS han convocado dos concentraciones para esta mañana. La primera se celebrará a las 10.00 frente a la factoría y la segunda, al mediodía ante el Ayuntamiento de Mungia. A esta misma hora, CC OO y UGT se manifestarán a las puertas de la compañía.

Comisiones Obreras calificó de "alarmante" que en los pocos días que llevamos de año hayan fallecido ya cuatro operarios y exigió medidas urgentes para atajar los accidentes laborales. Y es que la semana pasada, en apenas 48 horas, perdieron la vida tres trabajadores, uno en Logroño, aunque era vecino de Oyón (Álava), y los otros dos en Guipúzcoa. El año pasado, hasta octubre, murieron 58 operarios, frente a los 88 del mismo periodo del ejercicio anterior, lo que supone un descenso del 34%.

Tanto CC OO como ELA coincidieron en señalar que la subcontratación y la precariedad laboral inciden en la alta siniestralidad. Es necesario "un mayor control de las medidas de seguridad por parte de las administraciones para erradicar esta lacra", subrayó la central nacionalista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2005