Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El esqueleto de la ballena quedará enterrado dos años en un vertedero

El esqueleto de la ballena encontrada muerta hace nueve días cerca de Bermeo se enterró ayer en el vertedero de Basordas, en las inmediaciones de la inacabada central nuclear de Lemoiz. El alcalde bermeano, Juan Karlos Goienetxea (EA), confirmó que, por motivos sanitarios, los restos del cetáceo quedaran sepultados durante dos años para luego desenterrarlos y exponer el esqueleto en un museo de Bermeo. "Los técnicos dicen que en ese tiempo queda limpia", dijo.

Los expertos que han despiezado la ballena, de 50 toneladas y casi 20 metros de largo, apuntaron ayer que la muerte pudo deberse a la falta de alimento, dado que el animal tenía poca grasa y el estómago vacío.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de enero de 2005