Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN PALESTINA | Las urnas en la franja de Gaza

Powell asegura que EE UU hará "mucho más" en el proceso de paz

La Casa Blanca mantenía anoche una posición intencionadamente distante y neutral durante la celebración de las elecciones palestinas, pero el Secretario de Estado, Colin Powell, ofreció un compromiso de mayor implicación en el conflicto de Oriente Próximo. En una entrevista en la cadena de televisión ABC, Powell garantizó que "EE UU está dispuesto a hacer mucho más" en la búsqueda de una solución pacífica al conflicto.

En los últimos años, el presidente George W. Bush nunca se molestó en esconder su desprecio por el anterior líder palestino, Yasir Arafat. Su muerte, el pasado 11 de noviembre, ha eliminado el obstáculo que permite una mayor implicación del Gobierno estadounidense en un proceso de paz del que Bush se alejó inmediatamente después de los atentados terroristas del 11-S.

Además, los analistas políticos siempre recuerdan que los presidentes que son reelegidos para un segundo mandato -como ha logrado Bush- tienden a centrarse en causas complejas y objetivos improbables por el afán común de pasar a la historia.

Powell parecía anticipar esa posición al mostrar, por primera vez en mucho tiempo, un interés explícito por la mediación en el conflicto de Oriente Próximo. "Con buena voluntad y con un buen liderazgo por parte de la Autoridad Palestina, es hora de que volvamos a la Hoja de Ruta. Y el presidente Bush", dijo su Secretario de Estado, "ha dejado claro que EE UU jugará un papel activo en la ejecución de la Hoja de Ruta". Powell abandona el cargo en las próximas semanas. Su sucesora, Condoleezza Rice, contempla con más escepticismo la renovación de la cúpula palestina.

Entre las promesas inmediatas, Powell citó la posibilidad de aumentar la ayuda económica, contribuir a la organización de las fuerzas de seguridad palestinas y colaborar con los nuevos cargos surgidos en las elecciones de ayer para erradicar la corrupción y construir un Gobierno eficaz.

Un enviado especial

Como gesto de partida, la Casa Blanca puede designar en los próximos días a un enviado especial a la región para organizar inmediatamente la colaboración estadounidense. Powell supeditó cualquier decisión "al progreso" que se observe "en las próximas semanas y meses", lo que permite marcar cierta distancia con los líderes elegidos en el proceso electoral hasta que muestren sus intenciones políticas.

Por otro lado, la conferencia internacional sobre Palestina se celebrará en Londres el 1 y 2 de marzo próximo, según anunció ayer el primer ministro británico, Tony Blair, informa France Presse. La conferencia tendrá como objetivo ayudar a la Administración palestina a abordar las reformas necesarias y ayudarla en el proceso de paz con Israel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de enero de 2005