Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La industria auxiliar cree que perderá 29.700 empleos por la crisis de Izar

La patronal se reúne esta semana con la SEPI

La Asociación Española de Industrias Auxiliares Marítimas (Aedimar) ha estimado que el plan de reestructuración de Izar va a suponer la destrucción de 29.700 empleos en el sector durante el próximo año. La patronal se reunirá esta semana con representantes de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y de los ministerios de Industria y Economía y Hacienda para analizar la situación y estudiar posibles ayudas.

La industria auxiliar de construcción naval prevé que se produzca un recorte de 29.700 puestos de empleo en poco más de un año si el Gobierno no adopta medidas urgentes y apoya al sector ante la falta de carga de trabajo que ha supuesto la crisis de los astilleros públicos. Un estudio de la patronal asegura que estas empresas sufrirán una reducción del 28% del personal fijo -8.400 puestos de trabajo- y del 71% en la plantilla contratada por obras (21.300 puestos). Además, aseguran en el sector, numerosas empresas de alta especialización y capacidad tecnológica del sector pueden quebrar.

Según la patronal, los efectos de la crisis de Izar aún no se conocen y están condicionados a las medidas que se aprueben para paliarlos, la situación en la que se quedarán los centros de la rama civil tras su privatización o la carga de trabajo de la nueva sociedad militar. "La repercusión sobre la industria auxiliar no será muy grande si tiene carga de trabajo la actividad civil, pero será muy grave si no hay pedidos", advierten fuentes de la industria.

Aedimar cifra en 882 millones de euros el coste asumido por el sector para adaptarse a las exigencias que imponía el plan industrial definido por Izar a sus proveedores, y que se centraba en el desarrollo de proyectos de I+D, modernización de sus procesos productivos, aumento de capacidad de respuesta y adaptación de estructuras empresariales en materia de medio ambiente, calidad y seguridad.

Para cumplir con esos requisitos, las empresas del sector realizaron "importantes" inversiones y adquirieron "fuertes" compromisos contractuales. En concreto, las empresas pagan un coste de amortización de inversiones de 450 millones de euros, mientras que el coste por excedente de plantilla por falta de actividad asciende a 432 millones de euros.

Aedimar ha mantenido en los últimos meses varias reuniones con el Ministerio de Industria para analizar la situación.

Mesa de negociación

Esta semana está prevista una reunión para analizar los efectos del plan de viabilidad de los astilleros públicos en estas empresas, en la que participará el secretario general de Industria, Joan Trullén; representantes de la SEPI y del Ministerio de Economía y Hacienda, así como de la patronal. Se trata de un encuentro preparatorio en el que se creará una mesa de negociación específica para este sector, a la que está prevista que se sume en el futuro el Ministerio de Trabajo, y que funcionará de forma paralela a la comisión de seguimiento de Izar que ya existe.

La idea es analizar las medidas que se pueden poner en marcha para ayudar a las empresas y comarcas afectadas por la reestructuración de los astilleros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de enero de 2005