Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP retrasa las explicaciones de la presión del Consell sobre la AVL

La comparecencia de Camps ante las Cortes se tratará en febrero

La irrupción de Alejandro Font de Mora, consejero de Educación y Cultura, en el pleno de la Acadèmia Valenciana de la Llengua que debía aprobar el pasado 22 de diciembre el dictamen sobre la denominación de la lengua y que frustró su votación no será objeto de debate en las Cortes durante el mes de enero. El PP rechazó ayer convocar la Diputación Permanente para abordar el asunto, que se tratará en febrero.

El PP impuso su mayoría en el seno de las Mesa de las Cortes para rechazar una iniciativa socialista que solicitaba la inmediata comparecencia del presidente del Consell ante la Diputación Permanente -el órgano equivalente al pleno de las Cortes en periodos de vacaciones parlamentarias, como el mes de enero- para explicar la presión ejercida por Font de Mora sobre el pleno de la Acadèmia que derivó en la anulación de la votación del dictamen titulado Principis i criteris per a la defensa de la denominació i l'entitat del valencià.

El informe en cuestión, apoyado por una amplia mayoría de los miembros de la Acadèmia, defiende el uso de la denominación de valenciano como estatutaria, tradicional, legal y extendida, y propone el uso de la fórmula "valenciano / catalán" con "igual rango y dignidad" para los dos nombres en aquellas circunstancias externas que requieran identificar el conjunto del sistema lingüístico. Pero el informe no llegó a votarse porque Font de Mora descargó sobre los académicos toda una serie de dudas jurídicas en torno a su capacidad para pronunciarse al respecto.

Ascensión Figueres, presidenta de la Acadèmia y militante del PP, retiró la votación del dictamen del orden del día de la reunión del pleno para evitar incurrir en cualquier ilegalidad. Pero la oposición denunció la insufrible presión del Consell sobre la institución creada por las Cortes y exigió explicaciones inmediatas al presidente del Consell.

La decisión de la Mesa sólo dilata el debate porque los socialistas habían solicitado la comparecencia de Camps antes de las vacaciones parlamentarias. El asunto se tratará de nuevo a principios de febrero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de enero de 2005