_
_
_
_

Amnistía califica de insuficiente el nuevo Reglamento de Extranjería

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Amnistía Internacional considera que el Reglamento de Extranjería, aprobado el pasado día 30 por el Consejo de Ministros, es insuficiente, aunque precisa que supone una mejora respecto a la legislación anterior. "Esta reforma contiene mejoras insuficientes en el ámbito de los derechos humanos de refugiados, solicitantes de asilo e inmigrantes", asegura la organización de defensa de los derechos humanos en un comunicado difundido ayer.

A juicio de Amnistía, el reglamento consensuado por el Gobierno con todos los partidos salvo el PP, los sindicatos, ONG y otros agentes sociales "supone una nueva oportunidad perdida para mejorar la protección" de quienes huyen de violaciones de derechos humanos y de los inmigrantes que viven en España, en especial de los más vulnerables: los irregulares, las mujeres y los menores.

El Reglamento de Extranjería permitirá la regularización de todos los sin papeles que, a partir del 1 de febrero, acrediten que llevan al menos seis meses viviendo en España y que tengan un contrato de trabajo, cuya duración mínima dependerá del sector en el que desempeñen su labor.

Visado para pedir asilo

La organización internacional sostiene que el nuevo reglamento debería haber eliminado la exigencia de visado para las personas que quieren viajar para pedir asilo. También critica que se mantengan las sanciones para las compañías que trasporten personas sin papeles puesto que ello supone, a su juicio, trasladar a esas empresas "el control de la inmigración", y lamenta que el Reglamento de Extranjería no incorpore la prohibición de repatriar a alguien si ello "puede poner en peligro su vida o su integridad, tal y como establecen varios tratados internacionales ratificados por España".

La ONG echa de menos asimismo que no se hayan incorporado al desarrollo de la Ley de Extranjería medidas específicas de protección para las mujeres víctimas de trata y explotación sexual. Amnistía afirma que el Gobierno, además de perseguir a quienes trafican con personas, debe poner medios para proteger y reparar a las mujeres que han sido explotadas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

No obstante, esta organización de defensa de los derechos humanos alaba la inclusión de "medidas que facilitan canales a los inmigrantes para un pleno y efectivo reconocimiento de sus derechos fundamentales". También expresa su satisfacción por que la Fiscalía General del Estado retirara recientemente la orden que permitía la expulsión de menores no acompañados mayores de 16 años. Y se congratula de que el reglamento garantice que se escuchará al menor antes de tomar cualquier decisión.

Amnistía Internacional reitera al Ejecutivo su demanda de que España adopte un plan integral y estatal contra todo tipo de racismo y xenofobia porque, según afirma, ha constatado un aumento de estas actitudes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_