Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DEBATE SOBRE LA REFORMA DEL ESTATUTO VASCO

Atutxa anuncia que llevará al presidente del Congreso el proyecto de nuevo Estatuto vasco

El 'lehendakari' celebrará la semana próxima la ronda de contactos con las fuerzas parlamentarias

El presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, comunicó ayer que acudirá al Congreso de los Diputados para entregar el plan Ibarretxe, aprobado el pasado 30 de diciembre con votos de Batasuna en la Cámara vasca. Atutxa realizó el anuncio sin haber hablado previamente con el presidente del Congreso, Manuel Marín, por lo que todavía no ha fijado la fecha de su desplazamiento a Madrid para depositar la proposición de ley en el Registro de la Cámara baja. Atutxa pretende dar la mayor solemnidad a ese acto, tras la controvertida aprobación del proyecto de nuevo Estatuto vasco.

Ajeno al rechazo que suscita el plan Ibarretxe, convertido ahora en proposición de ley gracias a tres votos del grupo parlamentario de la ilegalizada Batasuna, el presidente de la Cámara vasca, militante del PNV, quiere cargar del máximo simbolismo la entrega del proyecto de nuevo Estatuto de Autonomía en el Congreso para que sea debatido allí. Así lo hizo saber ayer a través de un comunicado. Atutxa tomó la decisión de acudir al Congreso sin contar con el presidente de la Cámara baja, Manuel Marín, con el que hasta ayer no había podido hablar, según indicó.

Los nacionalistas vascos estiman que la ocasión merece tanta o más solemnidad que el registro del proyecto del Estatuto de Gernika en 1979, para el que dos representantes de la Asamblea de parlamentarios que lo elaboró se trasladaron a Madrid en una avioneta alquilada al efecto. Ahora va a ser el presidente del Parlamento autónomo, entonces inexistente, quien se encargará de entregar el texto aprobado por la Cámara vasca.

Atutxa dio a conocer su propósito de acudir al Congreso y a la vez dejó traslucir su deseo de ser recibido por el presidente de esa Cámara, para entregarle en mano el plan Ibarretxe. Aunque no tenía ayer concertada siquiera una cita con Marín, difundió un comunicado en el que señaló que, "tras el acuerdo alcanzado por mayoría absoluta" en la sesión plenaria del pasado 30 de diciembre, "el presidente del Parlamento vasco ha tomado la determinación de contactar con el presidente del Congreso para acordar la fecha y hora en que él mismo hará entrega de dicho acuerdo".

Por otra parte, el Boletín Oficial del Parlamento Vasco publicó ayer el plan Ibarretxe. Dicha publicación no produce ningún efecto legal y constituye el cierre de la tramitación del proyecto en el Parlamento de Vitoria.

Queda pendiente que el Gobierno autónomo determine si el texto se publica también en el Boletín Oficial del País Vasco, aunque no es preciso ni tiene más valor que el testimonial hacerlo, puesto que no se trata de un texto con valor normativo.

Por su parte, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, quiere cerrar esta semana la agenda de reuniones con los portavoces de las formaciones parlamentarias, aunque los encuentros serán probablemente la semana próxima, tras las navidades. El lehendakari quiere implicarles en la realización de "un análisis conjunto acerca de cómo conducir, de manera abierta e inteligente", el proceso negociador sobre su propuesta.

Algunos dirigentes de la oposición observan en este llamamiento del lehendakari Ibarretxe un intento de implicar ahora en la gestión del problema institucional a las fuerzas políticas de la oposición, a las que, en cambio, excluyó de la gestación del proyecto de nuevo Estatuto de Autonomía para Euskadi.

El PP ha anunciado ya que no acudirá a la cita con Ibarretxe. Su presidenta en el País Vasco, María San Gil, insistió ayer en que su grupo no entra "en ninguna negociación para sacar adelante un pacto hecho con terroristas". La dirección del PP vasco estudiará hoy la situación creada por la aprobación del plan Ibarretxe en el Parlamento autónomo.

El secretario general del PSE-EE, Patxi López sí acudirá, aunque para reiterar su postura "totalmente contraria" al plan. Ibarretxe recibirá también a la formación extraparlamentaria Aralar, escindida de Batasuna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de enero de 2005