_
_
_
_
ÚLTIMAS MEDIDAS ECONÓMICAS DEL AÑO

Luz verde al reglamento que permite la entrada en vigor de la liberalización de los ferrocarriles

Cristina Galindo

El ferrocarril comenzará a liberalizarse mañana, tras 63 años de monopolio de Renfe, después de que el Consejo de Ministros haya aprobado un real decreto con el reglamento que desarrolla la Ley del Sector Ferroviario. También se ha dado luz verde a los dos estatutos de las dos empresas en que Renfe se escindirá el día 1 para dar entrada a la competencia.

El actual monopolio público dará lugar por un lado al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), encargado de la construcción y administración de la red y, por otra, a Renfe-Operadora, empresa pública de transporte que deberá competir con otras empresas rivales. Todas ellas deberán pedir una licencia para poder operar y pagar un canon anual al Adif, una especie de peaje por el uso de su infraestructura (tanto red convencional como las líneas de alta velocidad). La liberalización comienza con el transporte de mercancías. El de viajeros no llegará hasta 2010.

Más información
El Gobierno da marcha atrás y admite la cláusula de revisión en el salario mínimo

Además, el último Consejo de Ministros del año acordó nombrar presidente del Adif a Antonio González, actual presidente de Gestor de Infraestructuras Ferroviarias, ente que aquél absorberá, así como presidente de Renfe-Operadora a José Salgueiro, que ya preside la actual Renfe.

Precisamente ayer, la dirección de Renfe y los sindicatos mayoritarios (CC OO, UGT, SEMAF y Sindicato Ferroviario) firmaron el convenio colectivo, que se aplicará a las dos nuevas empresas, y que incluye una subida salarial del 3,5%.

Los sellos suben un 3,7%

Por otra parte, Correos, que también depende del Ministerio del Fomento, subirá un 3,7% el precio del sello para envíos de cartas y tarjetas postales ordinarios nacionales a partir del 1 de enero, cuando pasará a costar 0,28 euros, frente a los 0,27 euros actuales. El encarecimiento de los sellos en 2005 será similar al aprobado para 2004, cuando se elevaron un 3,84%, un céntimo de euro más que en 2003.

La tarifa del sello para remisión de cartas y postales a Europa se elevará un 1,92%, desde los 0,52 a los 0,53 céntimos de euro, mientras que los dirigidos a cualquier lugar del resto del mundo se encarecerán un 1,29% al subir de 0,77 a 0,78 euros.

También se incrementará a partir del próximo sábado el precio del servicio de certificado, que sube un 0,52%, hasta los 1,93 euros, en el caso de envíos nacionales, y un 0,45%, hasta los 2,20 euros, para los internacionales.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Cristina Galindo
Es periodista de la sección de Economía. Ha trabajado anteriormente en Internacional y los suplementos Domingo e Ideas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_