Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El percusionista bilbaíno Imanol Ortiz publica un nuevo disco con Somos Amigos

Hace 19 años que el bilbaíno Imanol Ortiz recaló en el cuerpo de percusión del Ballet Tropicana de La Habana. Entonces se produjo el flechazo que le mantiene unido a los ritmos afrocubanos y afincado en la capital cubana, donde comanda Somos Amigos, grupo completado por músicos de la isla que ha editado recientemente su cuarto álbum, Buscando el rumbo (Discmedi Blau).

Su discografía previa ya mezclaba guagancó, son, cha-cha-chá y jazz con más ritmos tradicionales cubanos, guiños flamencos y rumberos. Esta cuarta entrega también une composiciones propias con clásicos como Sunny, el Mambo número 7 de Pérez Prado, y piezas conocidas como el Color esperanza popularizado por Diego Torres.

"Buscando el rumbo es un trabajo distinto a los anteriores, tratando de cambiar su tímbrica y haciéndolo mas musical y bailable con voz y coros, además de mantener alguna influencia del jazz", asegura el percusionista.

Con anterioridad, Ortiz formó en Cuba grupos como Azúcar y Sabana, con el que participó en el Jazzaldia donostiarra. Sus percusiones se pueden escuchar, por ejemplo, en el Undebel de El Cigala. Aunque en la isla caribeña no sean todo facilidades ("las cosas están difíciles y no sé cuanto tiempo seguiré"), y la letra de Fuera de La Habana incluya la frase "Ya voy dejando La Habana, regreso para Bilbao", asegura que no le apetece continuar su carrera en España, un mercado, en apariencia, más extenso y provechoso.

"El mundo de la música en España es totalmente distinto al de Cuba, menos creativo y no me atrae tanto", reconoce, antes de aludir a la calidad de los intérpretes: "Independientemente de que haya músicos españoles muy buenos, los cubanos, aunque con menos medios, agudizan más el ingenio, tocan con más carácter y eso los hace diferentes".

Y destaca que la percusión nació en Cuba "hace cinco siglos. Desde entonces hasta ahora se ha desarrollado la técnica cubana de percusión como una de las mejores del mundo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de diciembre de 2004