Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BID aplaude el alto crecimiento de Latinoamérica en 2004

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aplaudió ayer la evolución de las economías de América Latina calificando el año 2004 como "excepcionalmente bueno" para los países de la región, aunque reconoció que todavía se necesita aumentar la inversión para asegurar el crecimiento y la estabilidad en los próximo años. "En 2004 se registró un crecimiento en la región de hasta 5,5%, más de un punto porcentual por encima de lo previsto a comienzos de año, mientras que la región presenta una reducción de su deuda, baja inflación y divisas competitivas", informó Enrique Iglesias, presidente del BID, en su balance anual.

"Es un año francamente excepcional. Tenemos un superávit en la cuenta corriente en los últimos dos años", agregó, tras elogiar a los líderes de América Latina y el Caribe por "demostrar madurez, pragmatismo y una hábil gestión macroeconómica". Sin embargo, Iglesias advirtió de que la región necesita continuar sus reformas, promover mayor inversión y reducir el desempleo. "Se espera que en 2005 el crecimiento alcance el 4%", apuntó.

El BID, con sede en Washington, y el principal organismo financiero multilateral de la región, seguirá tomando medidas para aumentar la flexibilidad y eficacia en su provisión de servicios financieros y no financieros, mejorando a la vez la eficiencia y la transparencia de sus actividades y considerando las características singulares de cada país prestatario, según afirmó Iglesias.

Exportaciones

Según los datos del BID, uno de los principales empujes del crecimiento económico de este año fue el auge de las exportaciones latinoamericanas. Alcanzaron su tasa de crecimiento más alta en dos décadas al superar los 445.000 millones de dólares (364.000 millones de euros) en 2004, un aumento del 23% con respecto al total de las exportaciones de la región en 2003.

Este desempeño de las exportaciones consolidó la recuperación iniciada el año pasado, durante el cual las exportaciones crecieron 9,9% con respecto al total de 2002. La mayoría de los países latinoamericanos participaron en esta bonanza impulsada tanto por el comercio dentro de la región como fuera de ella.

El BID explicó que los exportadores latinoamericanos se vieron beneficiados por una serie de factores positivos: una recuperación económica más robusta en Estados Unidos; tasas de cambio más competitivas; las fuertes reactivaciones de países como Argentina, Uruguay y Venezuela; y la creciente demanda de China, que ha elevado los precios y los volúmenes de las exportaciones agrícolas y mineras latinoamericanas. Las exportaciones de América Latina a China treparon un 34% este año a 14.000 millones de dólares (10.460 millones de euros). Las perspectivas de crecimiento para 2005 dependerán en buena parte de cómo evolucionen los mercados receptores de estas exportaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de diciembre de 2004