Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La SEPI envía a Bruselas por exigencia de la comisaria de Competencia el acuerdo de Izar con los sindicatos

La comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, tendrá hoy sobre la mesa el acuerdo firmado entre la SEPI y los sindicatos para el ajuste de los astilleros públicos, integrados en Izar. España responde a la carta enviada por la comisaria el pasado viernes tras conocer por la prensa dicho acuerdo en la que "básicamente repite lo mismo que ya señaló en su conversación telefónica con Solbes", es decir, le expresó su preocupación por haber incorporado los astilleros de Fene y San Fernando a la parte militar y por el futuro de la planta de Sestao y manifestó que podría estar en contra de lo pactado con su antecesor en el cargo, Mario Monti.

La respuesta española no cambia un ápice los términos firmados, según han confirmado fuentes de la Administración, por lo que la comisaria ya podrá dar una opinión más firme. Esos términos son la segregación de la actividad militar (con los astilleros de Ferrol, Fene, San fernando, Puerto Real, Cádiz y Cartagena) de la civil (Sestao, Gijón, Sevilla y Manises), la privatización de esta parte y la prejubilación de 4.100 personas que tengan más de 52 años a final de este año. En opinión de las autoridades españolas, y así se lo dicen a Kroes en la respuesta enviada a Bruselas, el pacto es conforme a esos compromisos y la legislación comunitaria. Si la Comisión estimase que los términos y condiciones son incompatibles con las reglas de la Unión Europea sobre ayudas de Estado, volverían a abrir una investigación.

El sindicato ELA, que se opone al acuerdo alcanzando entre la SEPI y UGT y CC OO, propondrá hoy la realización de nuevas movilizaciones en protesta por la situación de La Naval, que celebrará en esta jornada una asamblea general de trabajadores. ELA destacó la necesidad de seguir reclamando carga de trabajo para la planta de Sestao ya que, según indicaron, aún no se ha materializado el contrato del gasero anunciado. En este sentido, indicaron que no se sabe cuándo va a llegar ese pedido, aunque "se supone" que pueda producirse este mes, y advirtieron de que, para privatizar el astillero, debería "tener carga de trabajo sobre la mesa".

En Gijón, la historia es diferente. La plantilla de Izar Gijón dio ayer el visto bueno en asamblea al plan acordado por la SEPI. La planta de Gijón se unirá ahora en un nuevo grupo de astilleros en el que entrará capital privado y en el que se integrarán las antiguas factorías de Izar de Sestao, Sevilla y Manises.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de diciembre de 2004