_
_
_
_

Trias propone privatizar la sociedad municipal de aparcamientos y Mercabarna para tener más ingresos

Blanca Cia

El grupo de CiU en el Ayuntamiento barcelonés propuso ayer, en sus presupuestos alternativos para 2005, un incremento del gasto en 109,3 millones de euros. En sus cálculos se plantea una disminución de los ingresos de 40 millones de euros a cuenta de rebajar algunos impuestos y tasas, como el IBI y el coste de la grúa y la nueva tasa de aparcamiento para residentes, entre otros, y también de los rendimientos que se pudieran obtener en la venta de suelo público.

Como contrapartida a ese recorte de ingresos, las cuentas de CiU parten de que el consistorio podría obtener 100 millones de euros en el capítulo de financiación de la Carta Municipal y un incremento de recursos, calculados en 50 millones de euros, vendiendo parte de la sociedad municipal de aparcamientos (SMASSA) y de Mercabarna. El presupuesto que plantea CiU es de 1.976,6 millones de euros, 109 más que el aprobado inicialmente por el equipo de gobierno del consistorio que mañana será aprobado de forma definitiva en el plenario.

Los presupuestos de CiU plantean que el consistorio no amplíe las zonas de aparcamiento de pago, sean las azules o las verdes que en principio empezarán a implantarse en 2005. Para Trias "tener aparcamiento en Barcelona no debe ser un lujo, es una necesidad social". En consecuencia, plantea que el Ayuntamiento tenga una política de subvenciones y ayudas para que los residentes paguen las plazas de aparcamiento. A esta partida, CiU destina seis millones de euros.

Trias defiende un incremento del gasto en varias partidas, como inmigración, 14 millones de euros, y en obtención de suelo para hacer viviendas sociales. CiU insiste en sus presupuestos alternativos en crear la figura del guardia de barrio, a la que destinaría seis millones de euros. Como contrapartida para compensar esos gastos, la formación plantea la reducción del presupuesto en las partidas de relaciones públicas y protocolo, imprenta y tasas. Los presupuestos planteados por CiU fueron contestados por José Cuervo, concejal de Hacienda del consistorio, que criticó a Trias por partir de unos ingresos para 2005 por la financiación de la Carta Municipal cuando esa negociación no está todavía cerrada.

El grupo municipal del Partido Popular del consistorio también presentó ayer sus cuentas para 2005 en las que propone incrementar la partida destinada a la Guardia Urbana, al mantenimiento de la ciudad y los gastos de atención social. Al igual que CiU, el PP parte de poder aumentar el gasto partiendo de un incremento de la financiación que se le supone a la Carta Municipal, cuya negociación todavía no se ha cerrado entre el consistorio, la Generalitat y la Administración central.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Blanca Cia
Redactora de la edición de EL PAÍS de Cataluña, en la que ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en diferentes secciones, entre ellas información judicial, local, cultural y política. Licenciada en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_