Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Departamento de Estado incluirá a la cadena de televisión de Hezbolá entre las organizaciones terroristas

El Departamento de Estado norteamericano ha decidido incluir a la televisión libanesa Al-Manar, vinculada al grupo chií Hezbolá, en su listado de organizaciones terroristas, según publicó ayer la prensa libanesa. El prestigioso diario An-Nahar, que cita fuentes diplomáticas de Estados Unidos no identificadas, asegura que Al Manar es considerada por Washington una cadena "antisemita, que propaga el terrorismo contra Israel y EE UU".

La inclusión de la cadena de televisión en la lista negra no supondrá la inmediata censura de sus emisiones en Estados Unidos, ya que esa es una decisión depende de la Comisión Federal de Comunicaciones, según subrayó el rotativo. Pero sí podría afectar a sus periodistas y enviados especiales, a los que se negarían visados para trabajar en Estados Unidos, indicó el citado diario.

El pasado lunes, el Consejo de Estado francés ordenó al operador por satélite Eutelsat que cesara la difusión en Francia de la televisión Al Manar. La más alta instancia administrativa francesa dio la razón al Consejo Superior Audiovisual (CSA), pues dijo haber constatado también la difusión de programas en la televisión que se "inscriben en una perspectiva militante, con connotaciones antisemitas".

La decisión ha sido condenada por la mayoría de la asociaciones de periodistas del mundo árabe, que la consideran un atropello a los derechos de la libertad de expresión. El portavoz del Departamento de Estado, Richard Boucher, aseguró: "No es una cuestión de libertad de expresión, sino de incitación a la violencia. Y no vemos por qué aquí, o en cualquier otro lugar, ha de permitirse la difusión del odio mediante las ondas". La Embajada de Líbano en Washington calificó la decisión de la Administración de George W. Bush de "inaceptable censura".

La Resistencia Islámica, brazo armado del grupo libanés Hezbolá, lideró durante más de 22 años la resistencia contra la ocupación israelí del sur del Líbano, hasta la retirada de las tropas del Ejército judío en mayo del año 2000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de diciembre de 2004