Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento garantiza que Renfe no se privatizará con la liberalización

La compañía, que estrena imagen, invertirá 2.500 millones en trenes

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, aseguró ayer que la liberalización del sector ferroviario y la entrada de la competencia privada, que se iniciará el 1 de enero próximo, no supondrá en ningún caso abrir la puerta a la privatización de Renfe. La empresa, que presentó el nuevo logotipo que lucirá como empresa de transporte, invertirá 2.500 millones de euros en los próximos cuatro años en la compra de trenes.

Tiempos de modernización, pero no de privatización. Ése es el mensaje que quiso lanzar ayer la ministra de Fomento ante los principales ejecutivos de Renfe, reunidos en Madrid con motivo de la XIII convención de calidad de la empresa.

"Apostamos por un ferrocarril público y de calidad", indicó la ministra, que defendió el proceso que se ha llevado a cabo para preparar a la compañía con vistas al nuevo escenario de un mercado en competencia, basado en dos empresas públicas: el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) y la nueva Renfe operadora.

A partir del 1 de enero, el Adif estará encargado de la construcción y mantenimiento de las líneas y de las estaciones, y también de la gestión del tráfico ferroviario, otorgando los permisos de ocupación de la vía a las diferentes empresas que deberán pagar un tasa por el uso de las mismas. Renfe operadora se convertirá en una mera empresa de transporte de viajeros y mercancías.

Para ello, será preciso reasignar los activos y el personal que se destinarán a una y otra empresa. En principio se estima que el Adif asuma hasta la mitad de la plantilla y activos por 7.000 millones de euros. De aquí al 1 de enero, el Gobierno debe aprobar aún los reglamentos de desarrollo de la Ley del Sector Ferroviario y los estatutos jurídicos de las dos empresas. La liberalización se realizará en varias fases, de acuerdo al calendario marcado por Bruselas. El 1 de enero se liberalizará el transporte de mercancías. Renfe no entrará a competir con otras compañías para transportar viajeros en algunas líneas hasta enero de 2008. Todos los mercados deben estar completamente liberalizados en 2010.

Por lo pronto, Renfe ya tiene nuevo logotipo: el nombre en minúsculas en color malva. Se abandona el símbolo del cruce de vías que, con algunas modificaciones, llevaba implantado desde 1971. El coste del diseño del nuevo logo ha sido de 29.400 millones, y su implantación costará 180.000 euros.

El presidente de Renfe, José Salgueiro, anunció que la empresa invertirá 2.500 millones en compra de trenes en los próximos cuatro años. Por su parte, Antonio González Marín, que asumirá la presidencia de Adif, indicó que aumentarán los controles en las adjudicaciones de líneas de AVE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de diciembre de 2004